Jalisco Web

Loading...

miércoles, 23 de marzo de 2011

Llama SVT a corregir Ley de Alcohol y Volante

A fin de aclarar especulaciones y desinformación en torno a la negativa que un ciudadano puede presentar ante la prueba de alcoholemia, el Secretario de Vialidad y Transporte de Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, presentó este mediodía la propuesta de iniciativa que el Poder Ejecutivo hizo llegar al Congreso del Estado el pasado 8 de junio de 2010.

En dicho documento dirigido al diputado Jesús Casillas Romero, se sugiere que en el artículo 48 del Código Penal del Estado Jalisco, se considere culpa grave en los homicidios o lesiones si se cometen con el motivo de tránsito de vehículos y se dé una de las siguientes circunstancias:

a) Se le detecten más de ciento cincuenta miligramos de alcohol por cien mililitros de sangre o 0.75 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado; o

b) Se niegue a proporcionar muestra de sangre o de aire aspirado, en el momento de la comisión del delito, se establezca a través de un dictamen pericial clínico que tienen condiciones físicas que afectan la capacidad para la conducción del vehículo;

c) Conduzca bajo el influjo de estupefacientes o psicotrópicos de los señalados en la Ley General del Salud, cuando conforme a dictamen pericial se pruebe que esas substancias alteren la facultad para conducir y que no se cuenta con la prescripción médica respectiva para el uso de dichas sustancias sicotrópicas o estupefacientes.


El titular de la SVT confirmó que la propuesta enviada por parte del Ejecutivo al Legislativo, una de las agravantes era la de negarse a someterse a la prueba del alcoholímetro (b). Sin embargo, en la versión que fue aprobada por el Congreso y publicada para su entrada en vigor, este inciso se omitió y quedó de la siguiente manera:

Art.- 48. Si se causaren por culpa grave homicidio o lesiones graves y al causante:

a) Se le detecten más de ciento cincuenta miligramos de alcohol por cien mililitros de sangre; o

b) Conduzca bajo el influjo de estupefacientes o psicotrópicos de los señalados en la Ley General del Salud, cuando conforme a dictamen pericial se pruebe que esas substancias alteren la facultad para conducir;

Monraz Villaseñor señaló que la negativa a la prueba de alcoholemia ya se advertía desde ese documento construido en una mesa de trabajo entre la SVT, Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Procuraduría General de Justicia y la Secretaría General de Gobierno.

“De estos tres párrafos que nosotros solicitamos al Congreso que se consideraran, la Ley finalmente que ellos aprobaron, no contempla la segunda de estas causales”, expuso el titular de la SVT en rueda de prensa, quien agregó, “¿Qué sucede?, que los diputados que hoy lamentan que no esté considerada la negativa (a la prueba de alcoholemia) al igual que una causa grave, ellos la sacaron de la propuesta del Gobierno del Estado. Hoy resulta para nosotros inexplicable que lo que les pedimos (a los diputados) no atendieron y hoy traten de buscar responsables ante una laguna u omisión que advertimos oficialmente o formalmente el 8 de junio de 2010”.

El titular de la SVT sostuvo que la dependencia vial seguirá trabajando para salvar vidas apegados a la ley y a través de las volantas de radar y alcoholímetro, pero hizo un llamado al Congreso Local a corregir lo que se omitió en la propuesta del año pasado por parte del Ejecutivo y así mejorar las reformas en torno a la combinación del alcohol y volante en Jalisco, las cuales entraron en vigor el pasado 6 de septiembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada