miércoles, 20 de febrero de 2013

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante el Mensaje de Fin de Gobierno 2007-2013.


Estimados jaliscienses:

Esta es la ocasión para agradecer, para decirles que me siento profundamente agradecido con los jaliscienses   que hace seis años depositaron en mí su confianza. Les quiero compartir algunas reflexiones sobre este ejercicio de Gobierno que en muchos sentidos es el final de una etapa en la historia reciente de Jalisco.

Les pido me permitan hacer este recuento de metas alcanzadas, y de triunfos colectivos; también, de esta experiencia apasionante no exenta de problemas. Con sinceridad digo: “Gracias Jalisco, los éxitos alcanzados son producto del esfuerzo de todos”.

La democracia  no sólo se reconoce cuando se tiene la victoria electoral, también cuando es posible la alternancia civilizada del poder público, que es precisamente cuando adquiere más valor. Para mí, y lo menciono por primera vez en mis seis años de Gobierno, para mí es un privilegio pertenecer al partido político que hizo posible la sucesión pacífica en México, el Partido Acción Nacional.

Agradezco al PAN por la oportunidad que me brindó de servir a Jalisco. Hoy, que mi partido se encuentra en un profundo replanteamiento, después de su experiencia de Gobierno, no tengo duda que seguirá siendo la fuerza política de México, comprometida con el bien común.

En estos años, muchos hombres y mujeres de Jalisco propiciamos un cambio que se nota. Hoy Jalisco está mejor porque se ha consolidado un Estado democrático, con instituciones sólidas, resistentes a los cambios políticos. Hoy hay una sociedad más participativa y crítica, que en libertad, se expresa y se manifiesta. Se ha roto el paradigma de gobiernos oscuros y secretos. Ahora, cualquier persona sabe en qué se utilizan los recursos públicos, y exige cuentas a sus gobernantes. Esto no es gratuito ni obra de la casualidad, es resultado de un proceso donde la sociedad es más fuerte que el Gobierno.

¿Qué significa gobernar Jalisco? Ustedes saben que hablar de Jalisco en el País, incluso en el extranjero, es motivo de respeto y por qué no decirlo, de admiración. Somos una economía sólida, en crecimiento constante, por encima de la mayoría de las entidades del País, equiparable en sus montos globales, a algunas naciones latinoamericanas. Contamos con recursos privilegiados de todo tipo, humanos, por supuesto; naturales, materiales. Además, somos el Estado emblemático de México. Me detengo en el primer aspecto de esta enumeración de riquezas del Estado. Es una realidad innegable, Jalisco es valioso por su gente. No le demos demasiadas vueltas ni elaboradas explicaciones, esta tierra es valiosa porque tiene gente que sabe y que le gusta trabajar, en todas las regiones: en el Norte, en el Sur, en la Costa, en los Valles, en las sierras, en los Altos, en la Ribera, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en todo Jalisco hay gente que tiene espíritu emprendedor; vocación de trabajo, de comercio, de industria, interés de estudio, de innovación, gente que se arriesga para ganar.

Todo esto, todo esto pesa al momento de gobernar Jalisco; pesa, porque obliga a responder a la altura de las expectativas; pesa, porque en un contexto de recursos limitados para el quehacer público, al decidir por un proyecto, excluimos a otro, se siente el compromiso, porque no podemos darnos el lujo de fallar y perder el liderazgo que hemos construido en los últimos decenios.

Por ello, junto con mi equipo de colaboradores, hicimos el esfuerzo al máximo de nuestras capacidades, estudiamos a fondo los problemas, escuchamos a los expertos, escuchamos a la gente, medimos el impacto de las decisiones y en el balance, optamos por la mejor alternativa. Al final, nos guiamos por el bien común, el bien mayor en cada decisión.

Durante este periodo, nos tocó enfrentar juntos adversidades y retos, menciono algunos: una de las peores crisis económicas mundiales, el brote de la Influenza, con sus graves repercusiones económicas, de efectos inmediatos, y una ofensiva contra la seguridad pública y la paz de los jaliscienses. Ninguno de estos temas fue de fácil solución, ni de respuestas que terminen para siempre con estos problemas. Pudimos enfrentarlos con decisiones oportunas, pudimos atenuar sus efectos y mantener la unidad de los jaliscienses. ¿Cuáles fueron los resultados? Ofrezco un par de ejemplos en lo que respecta a desarrollo económico.

Tengo la satisfacción de haber sido parte de un esfuerzo que ha conseguido que uno de cada siete empleos permanentes que existen en Jalisco y que se han creado a lo largo de la historia, uno de cada siete, fueron creados en este periodo de Gobierno, o sea, de un millón 349 mil empleos formales registrados ante el Seguro Social, más de 176 mil se crearon durante este periodo. Uno de cada siete personas que tiene un empleo con el cual proveer a su familia, encontró el empleo por un esfuerzo ocasionado por esta generación de los que aquí estamos.

Logramos también, según la Organización de las Naciones Unidas, a través de su Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el segundo lugar entre los estados que más avanzaron en la eliminación de la marginación. Por ello, mi gratitud a la sociedad jalisciense, hay mucho qué agradecerle a todos en Jalisco: a los sindicatos, a los grupos empresariales, a las universidades, a las asociaciones civiles, a las autoridades municipales y federales, a los medios de comunicación, al Ejército, a la Marina Armada, especialmente a los mandos asentados en Jalisco, gracias a todos, pudimos encarar estos desafíos con resultados positivos.

Como he dicho a lo largo de estos seis años, la guía de este Gobierno para todas sus acciones fue, primero, nos propusimos innovar y lo logramos; segundo, pensamos y actuamos en grande, y tercero, lo anterior lo realizamos pensando en la proyección a futuro de Jalisco. Tomando en cuenta las grandes ventajas competitivas que tenemos como Estado, nos propusimos innovar, entramos con fuerza y decisión a la aplicación, producción y desarrollo de la alta tecnología.

Ejecutamos grandes proyectos como el Centro de Valor Agregado en Lagos de Moreno, o como en Tepa, con apoyo federal, el Centro Nacional de Recursos Genéticos.

Competimos y ganamos la sede para Guadalajara de Ciudad Creativa Digital. Innovamos en nuestra manera de trabajar, en el campo, en la industria tradicional, en el turismo, en los servicios. Por otra parte, nos atrevimos a pensar y actuar en grande.

Le dijimos sí a retos de gran magnitud como la Cumbre de Líderes de América del Norte, o el Foro Económico Mundial, y desde luego los Juegos Panamericanos, cuyo legado de infraestructura deportiva disfrutan hoy miles de niños y jóvenes.

Actuamos en grande, por ejemplo, somos el Gobierno que por fin va a concluir el Periférico, somos el Gobierno que entrega un nuevo legado a la ciudad con el Puente Matute Remus, que es fundamental para el Corredor Lázaro Cárdenas – Vallarta.

Somos el Gobierno que se atrevió a invertir en movilidad con el Macrobus, un sistema de transporte público masivo que volvió a colocar en la agenda pública la imperiosa necesidad de resolver los problemas de movilidad de la Zona Metropolitana y el espacio público.

Tercer criterio: Proyección hacia el futuro. Hoy entregamos un Estado con un año más de escolaridad promedio, los niños de escuelas públicas tienen acceso a las nuevas tecnologías, gracias a la instalación de Internet en más de seis mil lugares públicos del Estado, principalmente escuelas, y para poner esto en valor, todo el País junto no tiene la red digital que tiene sólo Jalisco.

Hay un mejor futuro para Jalisco porque hemos favorecido la preparación académica superior, en institutos tecnológicos en las regiones del Estado.

Somos el Gobierno estatal que más apoya su universidad pública, la Universidad de Guadalajara, mi universidad recibió más de 18 mil millones de pesos de presupuesto en estos seis años.

Pensamos en el futuro porque somos el único Estado que otorga becas para estudiar postgrado a los jóvenes de Jalisco.

Jalisco tiene un mejor futuro porque por primera vez en la historia estamos tratando las aguas residuales de la ciudad y con ello, el tema de la protección al medio ambiente es ya un tema obligado en los asuntos entre sociedad y Gobierno.

Hemos proyectado un Jalisco más sano y con mejores servicios de salud, pensando en el futuro, la esperanza de vida de los jaliscienses ha crecido 1.2 años.

Pensando en el futuro, hemos construido nuevos hospitales regionales y materno infantiles, y hemos logrado la cobertura universal de salud gracias al Seguro Popular.

Somos un Jalisco con proyección porque hemos impulsado la competitividad de todas las regiones de Jalisco, por primera vez en la historia, creció la población en las 12 regiones de Jalisco, esto ocurre porque hay más salud, más educación, más trabajo en todas las regiones del Estado y nuestros jóvenes tienen alternativa, ya no es emigrar a Guadalajara o a México, o fuera del País, la alternativa ahora encuentran respuestas en sus propias regiones.

Jalisco tiene un mejor futuro porque ahora existe una cultura de la transparencia, esto no existía, esta cultura de la transparencia que ha modificado desde lo más profundo de la estructura a la administración pública. Esto ha sido un avance gracias a los expertos pero también gracias al Gobierno, lo que sigue en el futuro en materia de transparencia es el involucramiento generalizado de los ciudadanos en este tema, las bases ya están dadas.

Estimados amigos, amigas, estimados jaliscienses, este es como dije al principio un mensaje fundamentalmente de agradecimiento para todos ustedes, no es un informe, el informe está a detalle en un sistema de indicadores como no existe en el País y que está disponible permanentemente en Internet, ahí está el informe, éste es un agradecimiento, un agradecimiento a todos ustedes, fundamentalmente quiero aprovechar esta ocasión para decirles estos criterios que han orientado al Gobierno y que lo reitero, gracias a ustedes.

Innovación, pensar y actuar en grande, proyección a futuro. Son tres características que en lo personal considero que deben quedar como parte de nuestra cultura, en nuestra sociedad, apostarle y seguirle apostando a la innovación, a buscar resultados diferentes haciendo cosas diferentes; a pensar y actuar en grande, a dejar de lado nuestras limitaciones, a dejar de lado la eterna actitud de sólo la queja, sino plantearnos cosas grandes y lograrlas como lo hicimos con ustedes en este Gobierno. Y proyección a futuro, yo estoy convencido, como gente positiva que soy, que lo mejor de Jalisco y de México lo estamos construyendo y siempre estará por venir y que nuestro reto es entregar lo que hemos recibido siempre, mejor que como lo encontramos.

Este mensaje es también para expresar que me voy tranquilo con los resultados positivos que Jalisco ha conseguido, especialmente con la creación de empleo, éste no es un debate, están los números en el Instituto Mexicano del Seguro Social, están los números en el INEGI, están los números en el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, no están a debate, los expertos lo dicen ha disminuido la marginación en Jalisco.

Los expertos lo dicen, ha crecido la expectativa de vida en nuestro Estado; los estudiosos lo dicen, este crecimiento de Jalisco se está dando en todas las regiones del Estado, entre otros, gracias a que hay oferta educativa, en todo nuestro Estado.

Por ello, a seis años de iniciar este proyecto de Gobierno y al ver estos resultados sé que valió la pena el esfuerzo y el compromiso, nunca habrá la plena satisfacción porque siempre hay más por hacer. A la pregunta recurrente que me dicen “¿Se va satisfecho?”, no, quien esté satisfecho es porque no ve problemas qué resolver, yo los veo; quien se diga satisfecho es porque no aprecia oportunidades que se tienen que aprovechar, por supuesto que las tenemos.

Pero déjenme decirles algo, de nada sirve que haya una sociedad más próspera con todos los indicadores económicos, creciendo de manera positiva, de nada nos sirve que el dinero nos alcance para más, de nada nos sirve que haya más empleo, si se vive una cultura individualista, egoísta y violenta.

Creo que es labor de todos y no sólo del Gobierno trabajar por la Justicia, por la paz, por la vivencia de la solidaridad, y como creo que esto es responsabilidad de todos, en ello estaré colaborando el resto de los días que Dios me permita vivir.

Construimos puentes, construimos carreteras, construimos escuelas, hospitales, agroparques, presentamos buenos indicadores, pero todo ello son obras y números fríos si no tienen como fin último a las personas, personas con rostro concreto, personas con nombre y apellido.

Trabajamos para transformar las comunidades y colaboramos para que sean más humanas, ésa ha sido mi motivación y estoy seguro que también la del equipo que ha colaborado conmigo. La actividad pública es construir en conjunto, no es vencer al otro, ni ceder a los apetitos de poder, no es la falta disyuntiva tú o yo, es nosotros, construir una sociedad diferente es erradicar de fondo la cultura de pasar sobre el otro, de la violencia, del que excluye y oprime.

Un Jalisco distinto se dará cuando reconozcamos lo que el otro hace de bien, y lo asumamos como propio, cuando reconozcamos que las diferencias son accidentales y enriquecen a la sociedad. Un Jalisco distinto se dará cuando asumamos que el otro no es mi enemigo, sino que es alguien con quien yo puedo comunicarme y construir una comunidad distinta. El cambio verdadero comienza en interesarnos realmente por los demás, en especial por los que más sufren, y lo afirmo porque creo en algo que nos sobrepasa, en algo que nos trasciende, porque como dice Víctor Hugo en su obra Los Miserables: “Amar al semejante, es mirar de frente a Dios”.

El primero de marzo del 2007 dije ante el Congreso del Estado que el día último de febrero del 2013 saldría a la calle y vería a los jaliscienses manteniendo las manos limpias y con la frente en alto, y así será. Con humildad les digo que hicimos un Gobierno exitoso y de logros, en el que no robamos, ni buscamos glorias personales, en el que sólo buscamos servir, en donde dimos resultados positivos.

Queda mucho en Jalisco por hacer, también lo he dicho, Jalisco no es antes y después de nadie, Jalisco es una gran obra que se construye día a día, en el que todos aportamos nuestro grano de arena y en la que todos somos artífices importantes. Queda mucho en Jalisco por hacer, no le permitamos a nadie que use el poder para pasar sobre la gente, hagamos una sociedad más fuerte y sólida, que busque la verdad, la justicia y la reconciliación donde sea necesario. Sigamos impulsando un Jalisco en el que todos seamos constructores de la paz.

Extiendo mi agradecimiento a todos los colaboradores de mi Gobierno, por su trabajo, su entrega y compromiso con los jaliscienses. Gracias a los que se unieron a este proyecto y gracias también a quienes lo criticaron y se opusieron, pues con ello, fortalecimos y mejoramos las acciones y los resultados.

Gracias al pueblo de Jalisco. Gracias al pueblo de Jalisco, en verdad lo digo, es una enorme distinción ser Gobernador, es un privilegio inmerecido y por lo tanto es algo por lo que estaré siempre profundamente agradecido por esta oportunidad de servir.

Gobernar no es sencillo, gobernar un Estado como Jalisco es sumamente complejo, por ello, reitero mi agradecimiento, gracias, primero a los que votaron por mí y me dieron la altísima distinción de ser Gobernador. Me voy contento porque Jalisco está mejor, más allá de debates y de visiones de partido, me voy tranquilo porque empeñé hasta lo último de mis talentos en beneficio de Jalisco, me voy en paz con mi conciencia y con mis semejantes.

Para el Gobierno que viene mis mejores deseos, para el Gobierno que viene nuestros mejores deseos, en ello nos va a todos nuestro destino. Deseo el mayor de los éxitos al señor Gobernador electo, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz. Si durante estos años he invitado a todos los jaliscienses a sumar y hacer alianzas por nuestro Estado, en consecuencia seré el primero en apoyar toda iniciativa que sea por el bien de Jalisco.

Gobernar este Estado nunca ha sido sencillo, tampoco lo será para ellos, por eso pedimos desde lo más profundo de nuestro corazón, que a ellos como a nosotros, Dios los bendiga.

Muchas gracias.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada