miércoles, 27 de febrero de 2013

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la entrega de incentivos por el Combate Frontal contra la Delincuencia.


Muchas gracias, muy buenas tardes, saludo con afecto a todos mis amigos, compañeros policías pertenecientes a esta corporación; al licenciado Luis Carlos Nájera, maestro Luis Carlos Nájera, Secretario; señor Diputado, José Luis; al señor Procurador, Tomás Coronado Olmos.

Muy agradecido con las dirigencias de los organismos empresariales que vienen ellos a testificar el desempeño que ustedes están teniendo; a Paco Beckmann, a Oscar Benavides, Juan Alonso Niño, José Miguel Soslaya; muchas gracias al señor General de Brigada que acude con la representación del Comandante de la Quinta Región Militar, muchas gracias a todos ustedes.

La seguridad es sin duda la primer y principal responsabilidad de todo Gobierno. Se podría decir a lo largo de la historia que los gobiernos se fueron configurando alrededor de liderazgos que garantizaban la seguridad de la gente, y las comunidades se fortalecieron en la medida en que eran capaces de proveer esa seguridad, esa tranquilidad que permite trabajar, que permite desarrollar las actividades cotidianas.

En donde hay seguridad, en donde hay tranquilidad, en donde hay convivencia armónica todo lo demás florece. Decíamos el otro día “de poco serviría si los indicadores económicos mejoran y la seguridad no funciona”, de poco le sirve a un jefe de familia, a una jefa de familia tener un empleo si en el camión le van a quitar el producto de su trabajo; de poco le sirve a alguien tener una vivienda digna si se queda con el pendiente sobre el hijo o el esposo de saber si va a regresar y cómo va regresar, es el tema más importante de todo Gobierno.

Por eso el primer evento que yo tuve en Guadalajara, no nos tocó a muchos de nosotros pero allá fue creo que el dos de enero del 2004, mi primer evento público como Presidente municipal fue ir con los policías de Guadalajara a decirles que entendía su función, a decirles que reconocía su trabajo, a decirles que siendo la seguridad el principal empeño de todo Gobierno, el trabajo de ustedes es el más importante de todo Gobierno, y que había que reconocerlo, y que había que decirle que se necesitaba ser valiente sí, pero se necesitaba también amar a Jalisco para estar dispuesto a arriesgar la vida para cuidar a los demás.

Y aquella ocasión, en aquel primer evento público le decía esto a los compañeros policías y les decía que me iba a empeñar entre otras cosas porque ganaran más dinero, porque no puede ser que una responsabilidad tan alta, la sociedad corresponda con un sueldo tan bajo como estaba. Estuve con los compañeros de Guadalajara para decirles entre otras cosas que entendía que ustedes son gente de familia, que tienen hijos, esposa, papás, hermanos y que reconocí a nombre de la sociedad el que ustedes arriesgaban su vida desprotegiendo a su familia, por cuidar las familias de todos los demás.

Acudo el día de hoy a poco más de un día de concluir con mi responsabilidad, en lo que es mi último evento público, con esta misma finalidad, y a decir “no era retórica, no era discurso aquello de ‘arriesgan su vida por defender a nuestras familias’”, aquí hay más de 370 servidores públicos que han arriesgado su vida por proteger a nuestras familias, y por ello obligado y gustoso de venir a decirte gracias por eso. En nombre mío, en nombre propio pero en nombre de los siete millones y medio de jaliscienses, decirte gracias porque a pesar de los problemas nacionales e internacionales, Jalisco se distingue, podemos llevar una vida ordinaria: podemos ir a trabajar, la gente va a la escuela, los jóvenes salen a divertirse y tenemos una calidad de vida diferente y superior al resto de los estados, y  sin duda una gran parte de esto se debe a ti.

Así es que escogimos esta fecha para en el último evento público, venir a dar este cerrojazo y decirte “gracias”. Traigo aquí en este cuaderno una serie de datos que no son elaborado por nosotros sino que son de estudios nacionales, en donde se destaca la labor de Jalisco en materia de seguridad.

En donde somos de los estados más poblados, el que tiene una más alta calidad de vida en lo que respecta a seguridad, y venía preparando mi mensaje con todos estos indicadores, y dije “no, no es necesario, la gente lo sabe, la gente lo percibe, los líderes lo reconocen”, pero hay un elemento adicional y termino con esto.

Cuando viene un cambio de Gobierno, cuando está uno en campaña, pues lo que queremos los ciudadanos es mejorar siempre, y lo que buscamos encontrar es qué cosas se pueden mejorar para decirle a la gente que voten por mí. Y entonces los candidatos plantean programas diferentes, acciones diferentes, estrategias diferentes, gente diferente.

En esta campaña se dio un fenómeno único al menos en la etapa reciente de Jalisco. Uno de los candidatos, el ahora Gobernador electo y a partir de unas horas, Gobernador Constitucional, el licenciado Aristóteles Sandoval dice: “si yo gano voy a mantener este equipo de trabajo”.

La verdad no necesitas tú más reconocimiento que el de un candidato de un partido diferente al partido que gobernaba, decir “si yo gano voy a mantener este equipo”, es la señal de que tú y todos los que integran este equipo están haciendo bien las cosas, así lo dijo el Gobernador electo, así trasciende ahora en los medios de comunicación, señalando que este equipo continúa ¿por qué?, porque se reconoce que se están haciendo bien las cosas.

Yo pude traer el día de hoy las cifras y ponerme a debatir con quien quiera, porque pues dicen que cifras y opiniones todo mundo tiene una, y ponerme a debatir sobre las cifras no quiero hacerlo. Quiero tomar ese reconocimiento que sobre el trabajo de ustedes hace una persona que tiene ahora la responsabilidad dentro de unas horas de encabezar el Gobierno del Estado desde el Poder Ejecutivo.

Esto no ha ocurrido, en lo que yo tengo memoria, aún siendo del mismo partido ha habido cambios, porque en materia de seguridad todo mundo quiere llevar a la gente en la que conoce y confía, pero el hecho de que te digan “quiero que continúes”, es la mejor señal de que lo estás haciendo bien, porque se hace en un cambio de Gobierno, pero además se hace en un cambio de Gobierno en donde viene un partido diferente al que me apoyó a mí, al que postuló a mí.

No encuentro un mejor reconocimiento, no encuentro un mejor argumento, y sin embargo, si esto no hubiera sido así, de cualquier manera está ahí la realidad para poder contrastar y constatar cómo vivimos en Jalisco y cómo viven muchos de nuestros estados vecinos.

Yo creo que ustedes, los que andan en los caminos, en esas zonas fronterizas con otros estados saben de lo que estamos hablando. Así es que independientemente de esta continuidad que a mí en lo personal me satisface, quiero sumarme a lo que han expresado los liderazgos de nuestra comunidad en la voz de los líderes empresariales para decirles eso, para decirles gracias a nombre de Jalisco, gracias a nombre mío, seguimos necesitando de ti, seguimos necesitando de tu valentía, de tu entereza, sigues estando como parte importante de nuestra comunidad en esta tarea principal que es vivir, vivir en paz, vivir con seguridad.

A unas horas de entregar la responsabilidad, también como persona te digo gracias; no desconozco los problemas que tenemos en Jalisco, pero siempre he sabido que conformamos un equipo sólido que trabaja por la gente de bien, que no está comprometido con las organizaciones delictivas y que es valiente y que esta valentía suma a su capacidad.

Es la última ocasión en que estoy con ustedes como Gobernador, pero no descarto la posibilidad de que nos encontremos cotidianamente en las calles y en los caminos de nuestro Estado, ahí seguiré aprovechando la oportunidad para, con respeto y con afecto, cada vez que te vea, decirte “muchas gracias”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada