martes, 22 de junio de 2010

Mensaje del Gobernador Emilio González Márquez, durante la Inauguración de la planta de tratamiento de aguas residuales, Casa Herradura, Amatitan,Jal.

Quisiera hablar solamente de tres puntos: El primero de ellos tiene que ver con el respeto al entorno, el respeto al medio ambiente, con la conciencia que hemos creado ya en Jalisco y en México de que no puede haber actividad económica por importante que sea, que esté en contra del principal patrimonio de la humanidad que es el entorno en el que nos desenvolvemos.

Y en eso, Casa Herradura el día de hoy levanta bandera blanca señalando que es posible que una industria tan importante como es la industria del tequila, pueda crecer y desarrollarse en medio de esta conciencia.

Hemos tenido la posibilidad de recorrer las instalaciones de aquí de Herradura, no conocía lo que el día de hoy he visto, y es la verdad muy satisfactorio el ver que no sólo esta planta de tratamiento para las vinazas, sino también la elaboración de composta, desde el bagazo, y también la generación de electricidad desde el gas metano que se produce en los procesos de oxidación de las materias orgánicas.

Esto nos está planteando, sin duda, un referente no sólo para la industria del tequila sino para toda la industria y actividad económica en Jalisco. Es cierto que hemos tardado en empezar estos grandes procesos y, hay que reconocerle en mucho a Martha Ruth, a Pepe Álvarez, a Jesús Becerra y a todos los que concientes de esto han estado empujando, porque las actividades se llevan a cabo dentro de un entorno de respeto, de cuidado y de preservación de los recursos naturales.

Empezamos tarde en Jalisco. Bastaría con decir que las aguas residuales de Guadalajara en este momento todavía no se tratan, y que están en proceso de construcción dos plantas de tratamiento que habrán de limpiar más de 10 metros cúbicos por segundo, más de 10 mil litros por segundo de aguas negras serán tratadas cuando las plantas estén terminadas.

Lo que quiere decir que esos 10 mil litros por segundo en este momento están contaminando todavía nuestros ríos, nuestros lagos, nuestros cuerpos de agua. Empezamos tarde pero estamos trabajando con celeridad para recuperar el tiempo perdido.
Ahora a algunos les sorprende que nuestros ríos estén contaminados cuando durante muchos años se guardó un silencio culpable, de ver cómo se agrede el entorno y no había voz para levantarla y exigir que se hicieran las cosas.

La sociedad ha cambiado, en Jalisco hemos cambiado y ahora se está construyendo esa infraestructura en Jalisco como se está haciendo también en la industria.

Yo felicito a Casa Herradura y felicito a toda la industria del tequila porque es conciente que debe crecer, que debe desarrollar, que debe generar riqueza y generar empleo, pero cuidando también el futuro de las siguientes generaciones, que se manifiestan en estas instalaciones.

Vi con agrado también el que hay investigación científica, hay investigación para mejorar la genética del agave, y de que hay trabajo de generación de conocimiento que nos garantiza que esta actividad va a ser una actividad sostenible también. Que no existe el deseo, como se dice en el argot comercial, de “ordeñar” una empresa o de “ordeñar” un producto, sino de fortalecer un mercado, un mercado que está creciendo internacionalmente.

En esto felicito a toda la industria del tequila, pero hoy muy en especial a Herradura, a Herradura actual pero también a la familia Romo que es quien puso los cimientos de lo que ahora estamos viviendo.

El segundo punto es el entorno del Paisaje Agavero. Esta bebida es tan importante que ha creado toda una cultura en nuestro México y que ha sido reconocida esta cultura como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esto debemos seguirlo aprovechando los jaliscienses para desarrollar toda la Región del Paisaje Agavero, sí Amatitán, sí Tequila, pero también Arenal y los otros municipios que conforman el Paisaje Agavero.

Vemos con alegría que en los últimos dos años se han más duplicado los número sobre el turismo en la Región agavera, en el Paisaje Agavero, vinculado también a la ruta arqueológica de Huachimontones; esta es otra aportación del tequila, no sólo los empleos que genera directos en la industria o en el comercio, o no sólo el seguimiento que se da a la cadena productiva que empieza con el productor de agave, sino también la posibilidad de fortalecer la economía de Jalisco a través de esta región turística que está creciendo en visitantes, que está creciendo en oferta hotelera, que está creciendo también en oferta restaurantera y en prestadores de servicios.
Así es que hay un gran motivo para cuidar desde el punto de vista turístico todo lo que ocurra en esta Región.

El tercer punto es sin duda el producto en sí, el tequila, producto mexicano por excelencia, la primer industria en nuestro País, la primer agroindustria para ser más preciso en nuestro País. Los vestigios que se conocen nos señalan que incluso antes de la Época Colonia, existía ya está actividad, nos han dicho que esta casa es del Siglo XIX, pero antes de esto ya hay conocimientos sobre los sitios en donde se generaba este producto.

Y ha sido de tal éxito y han sido tan severos en el cumplimiento de las normas de calidad, que es un producto que poco a poco se abre paso en los mercados internacionales. Y es bueno que se vendan los productos de Jalisco en el mundo; es bueno por la derrama económica; es bueno por la generación de divisas; es bueno por la derrama a través del pago de impuesto especial; es bueno que se venda el tequila en todo el mundo, pero también es bueno que sirva de referencia para otros productos de Jalisco y de México, que cómo el tequila abre surco en los mercados internacionales, los sepamos aprovechar en otras industrias para mostrarles que en Jalisco y en México hacemos productos de calidad que cumplen y están por encima de los más altos estándares a nivel mundial.

Debe ser y debe consolidarse el tequila como ese producto insignia, que nos ayude a abrir los mercados internacionales, y que nos ayude también a atraer turismo a esta Región de Jalisco y en general a todo el Estado.

Así es que lo que hoy estamos celebrando es por una lado, una industria que tiene raíces muy profundas en el agave y en las fabricas antiguas de tequila; estamos hoy celebrando una cultura que hace la gente de esta Región; estamos celebrando el futuro por el reconocimiento de las necesidades ambientales en las que debemos trabajar; y estamos celebrando el presente, por los empleos que genera, por la derrama económica que llega a nuestra economía en los distintos lugares en donde el tequila tiene, tiene su comercialización.

Y bueno pues muy en especial ese reconocimiento por la planta de tratamiento de los subproductos del tequila, específicamente de la vinaza, se nos hablaba hace rato de la demanda biológica de oxigeno que se requiere para desdoblar estas vinazas, realmente hacen muy difícil la vida de los seres vivos en el agua, vegetal o animal, por ello la importancia y el ejemplo que nos está poniendo toda la industria de que sí se puede crecer, de que sí se puede desarrollar, de que se tiene que hacer, de que se tiene que hacer cuidando el entorno.

Una felicitación a Casa Herradura, una felicitación a toda la industria del tequila que está ya en este proceso, queremos que así como es el producto insignia de México, sea también una de las industrias insignias que nos enseñen a cuidar el entorno, y a través de ese cuidado nos enseñen también a crecer y a generar empleos. Felicidades a todos, enhorabuena, y que sigan los éxitos para toda la industria del tequila, felicidades a Casa Herradura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada