martes, 11 de diciembre de 2012

Discurso del Gobernador, Emilio González Márquez, durante la ceremonia de Entrega del Premio Jalisco y del Premio Estatal a la Juventud 2011.


Muchas gracias, muy buenos días. Diputada Norma Angélica muchas gracias por acompañarnos; Ingeniero Ramiro Hernández, Presidente Municipal de Guadalajara; General Fausto Lozano, Comandante de la Quinta Región Militar; Arquitecto Alejandro Cravioto, Secretario de Cultura del Gobierno  de Jalisco; Licenciado Alejandro Hermosillo, Director del Instituto de la Juventud; muy apreciables galardonadas, galardonados, familiares de las personas que el día de hoy reconocemos en su persona y en su trayectoria, amigas, amigos todos.

Este es el otro Jalisco, el que no hace ruido, el que hace el bien, el que no busca el beneficio propio, el que sabe ver las necesidades de los demás. Éste es el Jalisco, el que afortunadamente es la mayoría aunque sea anónimo, el que no aparece en los medios de comunicación; éste es el Jalisco que construye, que construye esperanza, que construye belleza, que construye justicia, que construye el bien. Y no son solos, son familia, son familia y comunidad quienes los inspiran, quienes inciden, quienes transforman, y quienes son también transformados.

Al final de cuentas las obras quedan y Jalisco es el fruto de su gente a lo largo de la historia. Hemos  forjado un pueblo de deseos, de trabajo, de superar y sortear los problemas conjuntos, de crear un destino común, eso es trascender.

Quienes hicieron el Jalisco que hoy gozamos, de libertades de oportunidades, a muchos de ellos no los conocimos, no conocimos su rostro pero sus obras quedan y permanecen hasta nuestros días. Sabemos el nombre de héroes, de mártires, de artistas de escritores, y en ello reconocemos el gran aporte cultural e histórico de nuestro pueblo.

Qué dirán los venideros, qué contará la historia de nuestras generaciones, qué dirán en el futuro de los jaliscienses del 2012. Se hablará de conflictos, de dolor, de sufrimiento, pero también de esfuerzo, de tenacidad, de trabajo, de dedicación, y de ustedes como ejemplo de esta generación.

Esta obras, estas personas, esta generación estamos construyendo Patria, las acciones que hoy emprendemos, las palabras que hoy pronunciamos, no sólo repercuten en los jaliscienses que vivimos el presente, cada acción y cada palabra, trascienden también en los que vendrán el mañana, en los venideros.

La poesía que leerán, el libro de ciencias que hoy trabajan, la música, la labor humanitaria, el reconocimiento deportivo, todo tiene peso en la eternidad.

Los héroes, los artistas, los que derramaron sangre, vieron un pueblo, no sólo en cómo ellos trascenderían por sus actos, todo llevaba un “nosotros” en su discurso y en su vida. Ustedes, los galardonados, llevan el “nosotros”, el pueblo al que pertenecen y están íntimamente ligados. Su obra, sus escritos, sus acciones, sus logros, son también de Jalisco, son también de esta generación.

Crean cultura, imprimen una cosmovisión que permite entender la vida  y compartirla, quienes construyen una cultura y un mundo más humano, lo hacen junto al que tiene próximo, no planean ser ellos quienes se lleven los méritos y las palmas en la posteridad, sino que se preocupan y ocupan, del hombre concreto, el que tiene rostro y nombre.

Ésta es la mejor manera de construir a Jalisco, atendiendo a la persona concreta que hoy sufre y que hoy nos necesita. Con estos actos concretos, ustedes les dicen a los jaliscienses del futuro que no queremos violencia, que queremos paz, que los jaliscienses de hoy queremos forjar un pueblo en libertad, más justo, con mayores oportunidades y desarrollo para todos, en especial para los pobres, para los que menos tienen.

El Jalisco de mañana, se construye hoy, nuestras acciones tienen deseo de infinito, este es el otro Jalisco, el que en silencio, ustedes, hacen el bien.

Por todo ello, a nombre del Jalisco presente y de las futuras generaciones, que se verán impactadas por lo que ustedes están haciendo hoy, muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada