sábado, 15 de diciembre de 2012

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, en la Conmemoración del Día del Jalisciense Ausente


Cuando pienso en migrantes, siempre hay sentimientos encontrados, el dolor de una familia que se separa la esperanza de, de hacerla, de encontrar trabajo, de ganar dinero, de salir adelante y todo esto, cómo ha venido evolucionando. 

Yo veo que las cosas han cambiado y ustedes las han hecho cambiar, ya habían tenido una primer etapa que fueron varias generaciones de migrantes y que tenía que ver con la sobrevivencia, sobrevivencia aquí y allá; sobrevivencia acá, la necesidad de mandar dinero a la casa; pero sobrevivencia allá también, la necesidad de encontrar trabajo, de que no me agarre la migra, de poder permanecer tiempo allá para poder seguir apoyando a la familia acá.

Esa etapa que para muchos estados, para muchos migrantes podrá estar empezando, yo veo para los migrantes de Jalisco como algo en lo que ya se tiene muchos años y que muchos han logrado pasar a una siguiente etapa, no porque no se sigan preocupando por la migra o por buscar el trabajo o por que la empresa que ustedes pusieron funcione, sino porque ya hay posibilidad de hacer algo más.

La segunda etapa yo la veo como de vinculación, vinculación  del migrante primero con su familia, vinculación para nutrirse, para apoyarse, vinculación para fortalecerse, una vinculación en lo humano, en donde se sabía  que había que estar muy cerca, primero de la familia para no perder de vista para qué se fueran allá, para no perder de vista que ese esfuerzo tenía un objetivo muy claro que era y que es la familia.

Una vinculación en lo humano, en lo afectivo; una vinculación también con otros que habían tenido que hacer lo  mismo, que habían tenido que irse a Estados Unidos. Esta vinculación, generando primero esos grupos humanos naturales, como decía Sergio, para traducir un papel o para decir en dónde puedes conseguir cosas o para pasar el tip de cómo tienes que vivir para que no te agarre la migra.

Una vinculación que ha venido consolidándose en ésta gran idea del 3x1, que viene a darle sentido institucional a la vinculación en clubes y que crece y que va más allá en sus relaciones, y que ahora encuentra en oficinas, como las casas Jalisco, las que ustedes tienen en otros ejercicios que no nada más casas Jalisco se hacen ¿Cuántas que no hay desde antes de que hubiera la primera Casa Jalisco?

Como parte de este esfuerzo por vincular, sí la sobrevivencia, pero también la vinculación, vinculación para nutrirse en lo que somos, en nuestras tradiciones y creencias, vinculación para no perder de vista lo esencial, que es la familia, vinculación para fortalecerse.

Yo veo ahora, desde acá, desde México, que están ustedes empezando una tercera etapa, más o menos avanzados en algunos clubes o federaciones, y es la de la trascendencia, no sólo  están unidos para fortalecerse, también trascender, y trascender es ir más allá de lo que uno es como persona  o como comunidad o como agrupación.

Trascender es dejar huella, y trascender es decir presente en la cultura, de manera que eso que tú crees como mexicano, esos valores que tú tienes, esa visión que tú tienes de la vida, del mundo, también logres impregnarla allá en Estados Unidos.

Trascender, dejar tu huella en esa comunidad, trascender también económicamente, ese esfuerzo económico que no sea sólo para mantenerte allá, que bueno que sigues enviando a tui familia de acá; somos el único Estado que en lo que va del año ha crecido en la remesas contra el año pasado,  lo que nos habla de tu generosidad y que a pesar de todas las broncas ahí la vas llevando, vas  saliendo.

Trascender económicamente, vinculándote con tu familia con proyectos productivos acá en Jalisco, para dar empleo a tu familia y para que tu esfuerzo siga teniendo más frutos también aquí en México; trascender, también políticamente, que se reconozca tu presencia allá tú aportación a esa comunidad.

A todos lados donde vamos ya se nos presentan concejales, diputados, senadores, alcaldes por supuesto y líderes de la comunidad que surge de los grupos jaliscienses, es una forma de trascender y yo te diría, si la organización que tú has logrado en Estados Unidos hace cabeza como lo hace, trascender es también darle la mano a los otros mexicanos, aunque no sean de Jalisco en sus etapas de sobrevivencia, de vinculación, de trascendencia.

Que hermanos  mexicanos de otros estados puedan recibir el apoyo, tu experiencia, tu conocimiento para que no tengan que pasar por todo lo que tú has pasado y que más pronto puedan estar en este nivel de desarrollo al que tú has llegado.

Yo veo, de una manera muy optimista, el futuro de los jaliscienses aquí en Jalisco y en Estados Unidos, no soy exageradamente optimista, más bien confío en el trabajo que hacemos, confío en que somos capaces de trabajar unidos, confío en que los éxitos que se tienen nos alientan para seguir trabajando.

Yo me retiro ya en 75 días del Gobierno de Jalisco, sin duda habremos de mantener la relación, eso tenlo por cierto, habrá que trabajar muy de cerca con el nuevo Gobierno para que se tenga esta plataforma como una base para plantearse un reto más alto.

Nosotros nos retiramos y es momento de agradecer a todos ustedes, a quienes han hecho cabeza en los clubes y federaciones, y también a quien desde el Gobierno ha trabajado; a Gilberto Juárez y a todo su equipo; en la primera etapa, Martín Hernández y a  todo el equipo, ahora miguel García Santana y todos los que están en él.

Creo que ésta área, como en muchas otras nos podemos ir con la consciencia tranquila porque hemos trabajado y hemos logrado con ustedes muchas cosas.

Para concluir, le comentaba a Gabo hace unos días, cuando tenía en mente esta reunión, una persona no puede ser legal o ilegal, una persona no es un papel, una persona no es un estatus migratorio, una persona es mucho más que eso y por lo tanto, habrá que seguir trabajando para dignificar a los migrantes y a su entorno, a los jaliscienses que van a Estados Unidos, pero también a nuestros hermanos de Guerrero, Oaxaca, Chiapas que vienen aquí, a pocos kilómetros de aquí a trabajar como jornaleros.

Y recordaba a Gabo que en esta dignificación y ahora que estamos a 10 días de celebrar para los que creemos, la encarnación de Dios hecho persona como Cristo, que ellos también fueron  migrantes, no olvidemos que tuvieron que salir a Egipto, no por necesidad económica, pero sí por exigencia política  y de seguridad y de otro tipo, y así como encontramos en esa familia la dignificación plena de la persona humana, encontramos en ustedes migrantes, personas extraordinarias por su generosidad, por su amor a su familia y  su Patria.

Es una extraordinaria ocasión para hacer ésta analogía, y para decirles a ustedes que estamos profundamente agradecidos, no sólo por las remesas, por supuesto que ayudan mucho a sus familias, a nuestras familias. Estamos agradecidos por esa vinculación y por esa  trascendencia que está haciendo que lo mejor de Jalisco influya en otras comunidades buscando humanizar esas comunidades.

A final de cuentas, creo que esa es la meta, ese es el objetivo final; humanizar, dignificar, que podamos reconocernos como iguales, que podamos reconocernos como hermanos y como tal  nos demos la mano para seguir humanizando nuestras relaciones, nuestras vidas.

Enhorabuena a todos ustedes, que Dios les siga bendiciendo y sin duda en este camino nos seguiremos encontrando.

Muchas gracias por lo que hacen por Jalisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada