lunes, 14 de enero de 2013

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la Inauguración del Centro de Capacitación “Supera”.


Muchas gracias, muy buenos días. Un saludo a todos ustedes.

Saludo y agradezco la presencia del señor Presidente Municipal Don Ramón Bañales, a los presidentes municipales de la región, de Jesús María, Tototlán, San Ignacio, Jamay. A la Delegada de SEDESOL, a la Licenciada Joann Novoa; le agradezco a Ime, todo su trabajo; a  don Felipe Valdez, don Sergio Carmona, a la señora Brenda Alonso.

Agradezco la presencia de los ex presidentes municipales, de Trino, de Paco, a Erika que nos dirigió un mensaje, y bueno, me sumo al agradecimiento y al reconocimiento a la señorita Teresa Serrano González, mi prima siempre se ha destacado por ser generosa, muchas gracias.

La familia la conocemos así por generosa y bueno, una prueba más; ¿mande? No, no es mi prima, pero ojala lo fuera, es gente buena.

Pretendo darle, de explicar lo que representa este centro Supera desde un punto de vista diferente. Todo lo que hace uno en la vida, de alguna manera conciente o inconciente, depende de las grandes definiciones, de las grandes respuestas que uno ha dado a preguntas trascendentes. Hay una pregunta de cómo debe ser el Gobierno y cómo debe ser la sociedad y cómo debe ser la relación entre ellos. Y hay distintas respuestas. Hay una respuesta que dice que el  Gobierno tiene que ser muy fuerte para ayudarle a la gente; y está en otro lado en donde dice que la sociedad debe ser muy fuerte y que lo que menos importa es el Gobierno, dependiendo de la respuesta que cada quien le da a esto, son las cosas que hace.

Quién cree que el Gobierno tiene que ser muy fuerte toma una actitud paternal, entonces el Gobierno se convierte en el papá de todos nosotros. Y si tenemos un gobernante bueno, pues tenemos un papá bueno, que se preocupa, que trabaja, que hace cosas. Pero si tenemos un Gobierno malo, ese papá se convierte en un dictador, y en ambos casos, sea un papá bueno el Gobierno o sea un papá malo, pues no deja crecer al hijo, porque para un papá el hijo siempre será un hijo, y el trato que se le da es de menor de edad, y el hijo no se desarrolla y el hijo no crece,  y el hijo no aprende a tomar decisiones y el hijo no aprende a valerse por sí mismo.
Yo no creo en esa forma de Gobierno, yo no creo en esa cultura que se ha creado en nuestro País y que tiene, no sé, tal vez 300 años, no quiere decir que fue una cuestión del PAN o del PRI, a mí me parece que ya desde la época prehispánica teníamos esa cultura paternalista, y con la llegada de los españoles pues no mejoró, tal vez con la llegada de los españoles, además de tener papá Gobierno, tuvimos mamá iglesia, pero la relación fue la misma, de considerar a la persona como un ciudadano que no se puede valer por sí mismo.

Yo creo que mucho de lo que nos falta por hacer en México pasa por ahí, y filosóficamente se conocen como principios de solidaridad y de subsidiariedad. El de solidaridad es que la gente pueda unirse para hacer todo lo que esté a su alcance, y el de subsidiariedad, es que el Gobierno no haga lo que le toca hacer a la sociedad, le ayude pero no que lo haga porque entonces lo limita.

Como una consecuencia de estas definiciones, yo creo que lo que tiene que ser fuerte es la sociedad, no el Gobierno.

Los que creen que el Gobierno tiene que hacer todo, aumentan impuestos para hacerlo. Los que creemos que la sociedad se tiene que fortalecer, invertimos más en temas como educación, como capacitación, como éstos de los centros Supera..

Quienes creen que el Gobierno tiene que ser fuerte, tienen un gobernante que toma las decisiones él solo; quienes creemos que la sociedad debe crecer, buscamos manera de que cada vez más las decisiones se tomen por la vía de la sociedad.

Son dos modelos opuestos, el primero ya demostró que no funciona, el paternalismo del Gobierno no funciona, lo que necesitamos es construir una sociedad fuerte, no un Gobierno fuerte.

Esa es la naturaleza de este Centro Supera y tiene que ver con tratar de manera diferente a quien es diferente.

Miren les pongo algunos ejemplos, en este Gobierno hemos hecho muchas cosas bien y muchas en el DIF, por ejemplo en materia de rehabilitación, nunca como ahora se ha invertido para que la gente pueda tener una rehabilitación física; nunca como ahora se ha invertido en los centros de atención a los niños, las guarderías, mal llamadas

Nunca como ahora se ha invertido en la atención a quien no puede valerse ya por sí mismo, a través de centros de atención a discapacitados. Hay dos ejemplos que quiero contrastar, a quien no puede trabajar y ya trabajó, a quien por enfermedad o por discapacidad no se puede valer por sí mismo, bueno entonces hay que apoyarlo de manera asistencial; pero quien puede valerse por sí mismo, al Gobierno le toca ayudarle para capacitarlo para que pueda organizarse y pueda salir adelante.

Dos ejemplos en este sentido, que son un sello de este Gobierno: la Fundación Jalisco incluye, y saludo aquí a don Héctor y a doña Yolanda Basulto, que forman parte de esta Fundación Jalisco Incluye, que tiene como propósito la operación de un, del primer centro en México, de atención a niños con discapacidad intelectual, “Cien Corazones”, niños que no pueden valerse por sí mismos y que sus familias no pueden apoyarles por cuestión económica, bueno, pues ahí, ahí sí entra el Gobierno a hacer frente a la situación y a apoyar a estos niños y a sus familias, pero aún en estos casos no lo hace todo el Gobierno, hay un organismo social, la fundación Jalisco incluye, en donde hay gente de bien, de Jalisco, ciudadanos que se comprometen a darle la mano a los niños que tienen discapacidad intelectual, no es que el Gobierno lo haga todo.

El otro extremo es este, este Centro de Capacitación y Formación, lo que pretende es que surjan muchos proyectos como los que Erika nos describió. En los dos primeros centros Supera, se han formado grupos sociales que han encabezado hasta este momento 753 proyectos, que sin duda están ayudando a transformar familias y comunidades, y con esto, a Jalisco.

Proyectos de integración familiar, comunitaria, de prevención de adicciones, proyectos ecológicos de reciclado, de preservación de entorno, proyectos productivos de todas las naturalezas, 753 proyectos en los primeros dos centros, éste es el tercero, y antes de un mes estaremos inaugurando otros tres.

Sí creemos que en Jalisco podemos tener una sociedad cada vez más consolidada, cada vez más fuerte, cada vez menos dependiente del Gobierno, porque esto es lo que nos hace crecer. En la casa no nos gusta que el vecino tome decisiones que tengan que ver con lo que ocurre al interior de nuestra casa, ¿y por qué sí entonces que el Gobierno tome decisiones que tienen que ver con lo que pasa adentro de nuestra casa? Ese es el propósito, formar sociedad, formar tejido social; se habla mucho de esta formación de tejido social, bueno, esta es una realidad tangible de cómo se hace.

Quiero felicitar a todos los que están trabajando en el DIF, a Felipe, a todo su equipo, a Fátima a todo el equipo, a los que sí trabajan, no es cierto, felicitarles a todos, es ejemplar, tan ejemplar que no pasa una semana en que vengan personas de otros estados a ver qué está ocurriendo en Jalisco porque el DIF Jalisco es un punto de referencia nivel nacional.

Felicidades a todos ustedes, felicidades Felipe, Ime, por su trabajo y, bueno, quedan 40 y tantos días de trabajo, vamos a sacar la chamba hasta el final, vamos por esos otros tres centros Supera, enhorabuena.

 Muchas gracias, muy buenos días. Un saludo a todos ustedes.

Saludo y agradezco la presencia del señor Presidente Municipal Don Ramón Bañales, a los presidentes municipales de la región, de Jesús María, Tototlán, San Ignacio, Jamay. A la Delegada de SEDESOL, a la Licenciada Joann Novoa; le agradezco a Ime, todo su trabajo; a  don Felipe Valdez, don Sergio Carmona, a la señora Brenda Alonso.

Agradezco la presencia de los ex presidentes municipales, de Trino, de Paco, a Erika que nos dirigió un mensaje, y bueno, me sumo al agradecimiento y al reconocimiento a la señorita Teresa Serrano González, mi prima siempre se ha destacado por ser generosa, muchas gracias.

La familia la conocemos así por generosa y bueno, una prueba más; ¿mande? No, no es mi prima, pero ojala lo fuera, es gente buena.

Pretendo darle, de explicar lo que representa este centro Supera desde un punto de vista diferente. Todo lo que hace uno en la vida, de alguna manera conciente o inconciente, depende de las grandes definiciones, de las grandes respuestas que uno ha dado a preguntas trascendentes. Hay una pregunta de cómo debe ser el Gobierno y cómo debe ser la sociedad y cómo debe ser la relación entre ellos. Y hay distintas respuestas. Hay una respuesta que dice que el  Gobierno tiene que ser muy fuerte para ayudarle a la gente; y está en otro lado en donde dice que la sociedad debe ser muy fuerte y que lo que menos importa es el Gobierno, dependiendo de la respuesta que cada quien le da a esto, son las cosas que hace.

Quién cree que el Gobierno tiene que ser muy fuerte toma una actitud paternal, entonces el Gobierno se convierte en el papá de todos nosotros. Y si tenemos un gobernante bueno, pues tenemos un papá bueno, que se preocupa, que trabaja, que hace cosas. Pero si tenemos un Gobierno malo, ese papá se convierte en un dictador, y en ambos casos, sea un papá bueno el Gobierno o sea un papá malo, pues no deja crecer al hijo, porque para un papá el hijo siempre será un hijo, y el trato que se le da es de menor de edad, y el hijo no se desarrolla y el hijo no crece,  y el hijo no aprende a tomar decisiones y el hijo no aprende a valerse por sí mismo.
Yo no creo en esa forma de Gobierno, yo no creo en esa cultura que se ha creado en nuestro País y que tiene, no sé, tal vez 300 años, no quiere decir que fue una cuestión del PAN o del PRI, a mí me parece que ya desde la época prehispánica teníamos esa cultura paternalista, y con la llegada de los españoles pues no mejoró, tal vez con la llegada de los españoles, además de tener papá Gobierno, tuvimos mamá iglesia, pero la relación fue la misma, de considerar a la persona como un ciudadano que no se puede valer por sí mismo.

Yo creo que mucho de lo que nos falta por hacer en México pasa por ahí, y filosóficamente se conocen como principios de solidaridad y de subsidiariedad. El de solidaridad es que la gente pueda unirse para hacer todo lo que esté a su alcance, y el de subsidiariedad, es que el Gobierno no haga lo que le toca hacer a la sociedad, le ayude pero no que lo haga porque entonces lo limita.

Como una consecuencia de estas definiciones, yo creo que lo que tiene que ser fuerte es la sociedad, no el Gobierno.

Los que creen que el Gobierno tiene que hacer todo, aumentan impuestos para hacerlo. Los que creemos que la sociedad se tiene que fortalecer, invertimos más en temas como educación, como capacitación, como éstos de los centros Supera..

Quienes creen que el Gobierno tiene que ser fuerte, tienen un gobernante que toma las decisiones él solo; quienes creemos que la sociedad debe crecer, buscamos manera de que cada vez más las decisiones se tomen por la vía de la sociedad.

Son dos modelos opuestos, el primero ya demostró que no funciona, el paternalismo del Gobierno no funciona, lo que necesitamos es construir una sociedad fuerte, no un Gobierno fuerte.

Esa es la naturaleza de este Centro Supera y tiene que ver con tratar de manera diferente a quien es diferente.

Miren les pongo algunos ejemplos, en este Gobierno hemos hecho muchas cosas bien y muchas en el DIF, por ejemplo en materia de rehabilitación, nunca como ahora se ha invertido para que la gente pueda tener una rehabilitación física; nunca como ahora se ha invertido en los centros de atención a los niños, las guarderías, mal llamadas

Nunca como ahora se ha invertido en la atención a quien no puede valerse ya por sí mismo, a través de centros de atención a discapacitados. Hay dos ejemplos que quiero contrastar, a quien no puede trabajar y ya trabajó, a quien por enfermedad o por discapacidad no se puede valer por sí mismo, bueno entonces hay que apoyarlo de manera asistencial; pero quien puede valerse por sí mismo, al Gobierno le toca ayudarle para capacitarlo para que pueda organizarse y pueda salir adelante.

Dos ejemplos en este sentido, que son un sello de este Gobierno: la Fundación Jalisco incluye, y saludo aquí a don Héctor y a doña Yolanda Basulto, que forman parte de esta Fundación Jalisco Incluye, que tiene como propósito la operación de un, del primer centro en México, de atención a niños con discapacidad intelectual, “Cien Corazones”, niños que no pueden valerse por sí mismos y que sus familias no pueden apoyarles por cuestión económica, bueno, pues ahí, ahí sí entra el Gobierno a hacer frente a la situación y a apoyar a estos niños y a sus familias, pero aún en estos casos no lo hace todo el Gobierno, hay un organismo social, la fundación Jalisco incluye, en donde hay gente de bien, de Jalisco, ciudadanos que se comprometen a darle la mano a los niños que tienen discapacidad intelectual, no es que el Gobierno lo haga todo.

El otro extremo es este, este Centro de Capacitación y Formación, lo que pretende es que surjan muchos proyectos como los que Erika nos describió. En los dos primeros centros Supera, se han formado grupos sociales que han encabezado hasta este momento 753 proyectos, que sin duda están ayudando a transformar familias y comunidades, y con esto, a Jalisco.

Proyectos de integración familiar, comunitaria, de prevención de adicciones, proyectos ecológicos de reciclado, de preservación de entorno, proyectos productivos de todas las naturalezas, 753 proyectos en los primeros dos centros, éste es el tercero, y antes de un mes estaremos inaugurando otros tres.

Sí creemos que en Jalisco podemos tener una sociedad cada vez más consolidada, cada vez más fuerte, cada vez menos dependiente del Gobierno, porque esto es lo que nos hace crecer. En la casa no nos gusta que el vecino tome decisiones que tengan que ver con lo que ocurre al interior de nuestra casa, ¿y por qué sí entonces que el Gobierno tome decisiones que tienen que ver con lo que pasa adentro de nuestra casa? Ese es el propósito, formar sociedad, formar tejido social; se habla mucho de esta formación de tejido social, bueno, esta es una realidad tangible de cómo se hace.

Quiero felicitar a todos los que están trabajando en el DIF, a Felipe, a todo su equipo, a Fátima a todo el equipo, a los que sí trabajan, no es cierto, felicitarles a todos, es ejemplar, tan ejemplar que no pasa una semana en que vengan personas de otros estados a ver qué está ocurriendo en Jalisco porque el DIF Jalisco es un punto de referencia nivel nacional.

Felicidades a todos ustedes, felicidades Felipe, Ime, por su trabajo y, bueno, quedan 40 y tantos días de trabajo, vamos a sacar la chamba hasta el final, vamos por esos otros tres centros Supera, enhorabuena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada