martes, 8 de enero de 2013

Inaugura el Gobernador la Reubicación y Reinterpretación del Puente de Arcediano en la Barranca de Huentitán


  • El Mandatario Estatal hace un llamado para dar atención al tema del agua
  • “Si Chapala pierde más de un metro en su cota por otros dos años consecutivos, ya no se le podrá extraer agua”: Emilio González

El Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, encabezó la ceremonia de Inauguración de la Reubicación y Reinterpretación del Puente de Arcediano, uno de los primeros puentes colgantes en toda Latinoamérica. La obra se usó, desde finales del siglo XIX, como una importante vía de comunicación para el flujo comercial entre los Altos de Jalisco y Zacatecas.

“Un puente tiene siempre un carácter simbólico, a diferencia de los muros que se construyen para ignominia del hombre, el Muro de Berlín, el Muro de Estados Unidos con México, que es vergonzoso construir muros para separar personas, pues esta es la construcción de puentes y tiene toda esa alegoría, no es sólo une terrenos, une personas”.

El Mandatario Estatal señaló que esta inauguración tiene un mensaje de unión, pues en México “nos cuesta mucho trabajo unirnos”.

“Me parece que es un mensaje, un concepto interesante para esta época, en donde en México estamos debatiendo por encontrarnos, por unirnos, estamos debatiendo por encontrar las cosas importantes y firmamos pactos, con la esperanza de que estos pactos nos ayuden a encontrar nuestras coincidencias, dejando de lado nuestras diferencias”.

La inauguración de la reubicación del Puente de Arcediano se hizo en la Barranca de Huentitán, un área protegida en donde está reglamentado el uso de suelo desde la administración que encabezaron César Coll y Salvador Rosas Pelayo, en Guadalajara.

El Director General de la Comisión Estatal del Agua, César Coll Carabias, detalló: “El puente que hoy se está inaugurando es una reinterpretación del primero que existió en esta zona, que se inauguró en el año de 1894, el proyectado y construido por el ingeniero Salvador Collado Jasso, inspirado en los puentes colgantes europeos y, sobre todo, en el puente colgante de Brooklyn, en Nueva York”.

El funcionario estatal señaló que es una reinterpretación porque el puente hoy inaugurado es “prácticamente el primer puente colgante de México, de ahí su valor histórico; y no el último que conocimos aquí en la Barranca, hasta hace unos años”.

Durante dicha inauguración, el Gobernador afirmó que esa obra fue desmantelada porque existen 200 colonias en Guadalajara que no cuentan con el vital líquido, pero ese proyecto fue politizado, y, aunque hasta ahora la naturaleza ha sido benevolente, “se está cansando”, pues si Chapala pierde más de un metro en su cota por otros dos años consecutivos, ya no se le podrá extraer agua.

“Si se desmanteló en su momento este puente fue porque Guadalajara necesita agua. Hay 200 colonias que no tienen agua y tenemos aquí, a escasos metros, el entronque con el Río Verde, que es un río limpio, que viene de Los Altos de Jalisco y que tenemos que aprovechar esa agua; un proyecto politizado, partidizado, en donde la naturaleza ha sido benévola con nosotros, pero se está cansando”, señaló.

“Van dos años consecutivos en que Chapala pierde más de un metro en su cota. Si esto ocurre otros dos años más, que no está lejano, porque ya pasó dos años atrás; si esto ocurre dos años más, si Chapala baja otros dos metros a la cota actual, no se podrá extraer agua de Chapala, y no lo valoramos en ocasiones y los políticos obstaculizamos, no nos damos cuenta que la naturaleza ha sido así generosa con los tapatíos, dándonos alternativas”, dijo.

En el lugar de la reubicación, en la Barranca de Huentitán, el Mandatario Estatal hizo un llamado para atender el tema de abastecimiento de agua.

“No tenemos mucho tiempo, no soy alarmista pero observo diario el informe que publica en Internet la Comisión Estatal del Agua sobre la cota de Chapala; vale la pena que le pongamos atención a este tema, porque no me imagino qué pueda ser peor que quedarnos sin agua en Chapala”, destacó.

Y es que una ciudad de más de un millón de habitantes requiere de dos fuentes de abastecimiento; sin embargo, con 4.5 millones de habitantes, la Zona Metropolitana de Guadalajara depende sólo de una cuenca, esto es, dos terceras partes del agua de la Zona Metropolitana vienen de Chapala, y los mantos freáticos y los pozos están sobreexplotados,

El Gobernador explicó que hay que apoyar la zona de la Barranca de Huentitán para que recupere sus aguas limpias, y en ese sentido, añadió que se han construido plantas de tratamiento que permitirán mejorar la calidad del agua. 

“Esa es la actividad que yo veo exclusiva de esta generación; antes de nosotros, no se trataba el agua de la Zona Metropolitana. Ahora la parte de la Cuenca Sur, la del Ahogado, ya se está tratando; la Cuenca Norte, la del Valle de Atemajac; la planta de Agua Prieta está al 80 por ciento de su construcción faltan unos pocos meses para que esté terminada”.

“Existen ya colectores para captar el 75 por ciento del agua que ahorita está contaminando, pero queda para la siguiente etapa del desarrollo de Jalisco, la construcción del túnel interceptor de San Gaspar, que habrá de conducir el otro 25 por ciento”, explicó el Mandatario jalisciense.

Entre los presentes a la inauguración, estuvieron los presidentes municipales: Gerardo Godoy Jiménez, de Ixtlahuacán del Río; Ramiro Hernández García, de Guadalajara; y Jorge Arana, de Tonalá.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada