martes, 8 de enero de 2013

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la Ceremonia de Inauguración de la Reubicación y Reinterpretación del Puente de Arcediano


Puntos muy breves.

Pero primero el nombre, ¿por qué Arcediano, por qué se llama Arcediano?, no sé, no he investigado, no sé, Arcediano es un cargo en el cabildo catedralicio de la época virreinal, el Arcediano era un cargo así como el Dean, es un cargo, bueno el Arcediano también, entonces probablemente este es el puente del Arcediano, y no tanto de Arcediano, refiriéndose a una persona.

¿A cuál Arcediano en particular se refiere o por cuál toma su nombre?, es algo que se los dejo de tarea, estoy investigándolo todavía.

Esto es un patrimonio cultural e histórico como se ha señalado, es el rescate de algo que fue construido cuando Guadalajara pertenecía al Imperio español, ya existía este puente, ya estaba, ya se trabajaba, ¿1809 o 1890 el puente?, 90, olvídenlo, es ya del México independiente. Pero ve pasar generaciones de jaliscienses, de mexicanos que tomaban esta vía de una manera muy recurrente, un puente muy transitado.

Este puente por la otra gran necesidad que tiene la Zona Metropolitana de agua, fue en su momento desmantelado, ahora se recupera, y un puente tiene siempre un carácter simbólico, a diferencia de los muros que se construyen para ignominia del hombre, el Muro de Berlín, el Muro de Estados Unidos con México, que es vergonzoso construir muros para separar personas, pues esta es la construcción de puentes y tiene toda esa alegoría, no es sólo une terrenos, une personas.

Me parece que es un mensaje, un concepto interesante para esta época en donde en México estamos debatiendo por encontrarnos, por unirnos, estamos debatiendo por encontrar las cosas importantes y firmamos pactos con la esperanza de que estos pactos nos ayuden a encontrar nuestras coincidencias, dejando de lado nuestras diferencias. En México nos encanta dividirnos, nos cuesta mucho trabajo unirnos, pues este puente ha permitido la unidad de jaliscienses y de mexicanos durante mucho tiempo, es un puente también que une la Guadalajara histórica, la del Siglo XIX con la actual, que nos permite ver y disfrutar la visión que tenían ellos, la tecnología que tenían, las necesidades que había también para disponer de esta infraestructura.

Y este puente está en un entorno muy especial, en la Barranca, en esta Barranca que es un sitio único para Guadalajara, para México, es un sitio espectacular, es un micro sistema ecológico diferente al que está allá arriba en donde está la mayor parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, estamos 500 metros por debajo de la ubicación media de la Zona Metropolitana de Guadalajara, con un clima diferente, con una flora propia, con una fauna propia, está documentado la flora y la fauna endémica, es extraordinario este lugar.

Sin embargo es un sitio contrastante porque desde la fundación de Guadalajara, los primeros moradores de esta cuarta Guadalajara, (inaudible) la Guadalajara actual, el agua residual se vertía al Río San Juan de Dios, y del Río San Juan de Dios al Santiago, en la Barranca y ha sido la contaminación permanente.

Una de las grandes aportaciones de nuestra generación es haber construido las plantas de tratamiento que nos están permitiendo mejorar poco a poco la calidad del agua, esa es la actividad que yo veo exclusiva de esta generación, antes de nosotros, no se trataba el agua de la Zona Metropolitana, ahora la parte, la Cuenca Sur, la del Ahogado ya se está tratando; la Cuenca Norte, la del Valle de Atemajac; la planta de Agua Prieta está al 80 por ciento de su construcción faltan unos pocos meses para que esté terminada.

Existen ya colectores para captar el 75 por ciento del agua que ahorita está contaminando, pero queda para la siguiente etapa el desarrollo de Jalisco, la construcción del túnel interceptor de San Gaspar, que habrá de conducir el otro 25 por ciento.

Tenemos pues una barranca extraordinaria a la que hay que regresarle su limpieza para que regrese también la gente. Muchos de los que aquí estamos llegamos a venir a la Barranca a hacer actividades deportivas, yo podría decir que casi todos, y algunos se acordarán de los balnearios termales de agua limpia aquí en la Barranca, sin duda, muchos disfrutarán del mango barranqueño todavía, bueno, pues todo eso tiene que recuperarse y debe ser como lo han señalado los presidentes municipales, un sitio de encuentro, un sitio de recreo o deporte, de convivencia y también un sitio de turismo, de generación de empleo con el turismo ecológico para nuestras familias.

Tercer punto: si se desmanteló en su momento este puente fue porque Guadalajara necesita agua, hay 200 colonias que no tienen agua y tenemos aquí a escasos metros el entronque con el Río Verde que es un río limpio, que viene de Los Altos de Jalisco y que tenemos que aprovechar esa agua, un proyecto politizado, partidizado, en donde la naturaleza ha sido benévola con nosotros, pero se está cansando. Van dos años consecutivos en que Chapala pierde más de un metro en su cota, consecutivos, si esto ocurre otros dos años más, que no está lejano porque ya pasó dos años atrás, si esto ocurre dos años más, si Chapala baja otros dos metros a la cota actual no se podrá extraer agua de Chapala, y no lo valoramos en ocasiones y los políticos obstaculizamos, no nos damos cuenta que la naturaleza ha sido así generosa con los tapatíos, dándonos alternativas.

Dicen los estudiosos que una ciudad de más de un millón de habitantes requiere dos fuentes de abastecimiento, nosotros tenemos cuatro punto cinco millones y dependemos de una cuenca. Dos terceras partes del agua de la Zona Metropolitana vienen de Chapala  y los mantos freáticos y los pozos están sobreexplotados, no tenemos mucho tiempo, no soy alarmista pero observo diario el informe que publica en Internet la Comisión Estatal del Agua sobre la cota de Chapala, vale la pena que le pongamos atención a este tema, porque no me imagino qué pueda ser peor que quedarnos sin agua en Chapala.

Ese es el tercer punto, el cuarto punto muy breve, el hacer un reconocimiento a todos los compañeros de la Comisión Estatal del Agua por el trabajo que han llevado a cabo, no nos estamos despidiendo, todavía hay que ir a hacer un último evento en Agua Prieta, muy probablemente a mediados de febrero, para ver el avance que para entonces va a estar por arriba del 85 por ciento, probablemente el 90 por ciento, pero serán las dos cosas, este evento de una obra de la Comisión Estatal del Agua, en un lugar en donde César Coll cuando fue Presidente municipal con Salvador Rosas Pelayo de Vicepresidente, se me hace ¿el último Vicepresidente de Guadalajara? No, fue después Urrea, sí, se decretó la Primavera como un Área Natural Protegida a cargo del Municipio de Guadalajara; es esta área a la Barranca, es un área protegida en donde está reglamentado la cuota en la que se puede construir y en donde está reglamentado el uso que se puede hacer de la Barranca, y esto se hizo para el municipio de Guadalajara en la administración que encabezaron César Coll y Salvador Rosas Pelayo.

Si no se limpia el agua difícilmente podemos recuperar el esplendor de la Barranca, pero estamos a dos, tres meses en que se concluya la construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Prieta y con eso tratar el 75 por ciento del agua y ahí se empezará, se tendrá que notar de una manera importante la mejoría en la calidad del agua.

Termino mostrándoles una revista de National Geographic de 1934, en esta revista, en su página 356, ahí a ver si luego Ricardo Robles que me la prestó, supongo que es de él, nos la presta para sacarle alguna copia, está la fotografía del Puente de Arcediano en 1934. Es un buen documento para poder constatar dos cosas, la importancia de este puente en ese entonces y también la fidelidad que se pudo haber tenido en la reconstrucción de acuerdo a como estaba este puente en el 34.

Pues enhorabuena a todos los que hicieron posible este puente, feliz año a todos, y cada que nos veamos serán menos días para (inaudible).

Que la pasen muy bien, muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada