jueves, 21 de junio de 2012

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante el 124 aniversario de la CANACO.

Se celebra el día de hoy el 124 aniversario de la fundación de la CANACO, 124 años. Se funda la CANACO motivados 36 empresarios, por la llegada del ferrocarril a la ciudad de Guadalajara; cuánto ha cambiado Guadalajara, cuánto ha cambiado Jalisco, cuánto ha cambiado México.

Vale la pena decir que gobernaba nuestro País el General Porfirio Díaz cuando se funda la CANACO aquí en nuestra localidad. Con 36 socios iniciales, ahora con más de tres mil afiliados y más de 30 mil representados, es sin duda una de las instituciones más sólidas de nuestra comunidad en el ambiente social, empresarial.

Qué no habrá visto la CANACO, qué no habrá vivido la CANACO, en estos 124 años, sin duda, muchas cosas. Ha sido actor y testigo de la transformación de nuestro Estado, en donde cada año, jaliscienses, tapatíos de bien, como ustedes, como los que hoy reconocemos, han aportado su compromiso para construir una sociedad mejor, más justa, más humana, más equitativa.

Ha cambiado nuestra sociedad, ahora somos más libres, ahora hay más sociedad, ahora hay más democracia. Viene una nueva etapa en la vida política de nuestro Estado y esto representa una gran oportunidad, una oportunidad de seguir transformando nuestra sociedad. Me parece importante la reflexión de que tendríamos que plantearnos algo como fruto de esta nueva etapa, no sólo la renovación pacífica, ordenada, tranquila, de nuestras autoridades, que de por sí ya es algo extraordinario, no lo tienen otros países, pero que no quedarnos sólo en eso, que buscáramos que nuestra sociedad siguiera mejorando.

Y yo tengo una propuesta: la tolerancia es buena pero no es suficiente; debemos pasar de la tolerancia a la aceptación, que es el reconocimiento del otro como alguien diferente a mi persona, que también tiene mucho que aportar, y entender entonces que esta democracia que estamos fortaleciendo sea construir juntos un Jalisco más humano, más justo, más próspero, entendiendo como democracia no el concepto de tú o yo, sino democracia es tú y yo, ese es el reto que tenemos a partir de que todos expresemos nuestra voluntad y que quien obtenga la mayoría pues obtenga también la responsabilidad de hacer frente a lo que la Ley señala en los cargos de elección popular.

La gran posibilidad pero también el gran reto que tenemos es que sepamos trabajar juntos, sepamos construir basados en nuestras diferencias, sepamos enriquecer nuestros procesos aportando precisamente esas diferencias.

La tolerancia es buena pero no es suficiente porque se tolera a quien está ahí de junto pero no se le involucra, la aceptación implica compromiso, esa es la propuesta, creo que es un fruto que podemos buscar y con esto tener una democracia mucho más eficiente, una democracia que facilite, una democracia que no se circunscriba al proceso electoral, una democracia que sea el ambiente en donde todos aportemos para seguir en la construcción de un mejor Jalisco.

Y ejemplos tenemos muchos y hoy CANACO nos presenta a René, a Marcela, a César, como modelos de vida, como modelos de compromiso, como personas que han aceptado su responsabilidad social y se han comprometido para transformarla.

Tenemos pues una gran oportunidad de seguir transformando para bien nuestro Estado, y así como Jalisco no es igual ahorita que hace 124 años, con el compromiso de nosotros, aprovechando esta etapa política nueva que está por comenzar, encontremos en la aceptación de los demás, este compromiso para seguir trabajando por un mejor Jalisco.

Felicidades a todos los que pues el día de hoy se les reconoce, a todos los miembros de CANACO, felicidades Paco y Jorge por ese compromiso, somos muchos lo que queremos seguir haciendo cosas por nuestro Estado y por nuestra Patria.

Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada