martes, 20 de abril de 2010

Mensaje del Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la Ceremonia de entrega del Premio “Jalisco a la Calidad 2009”. Zapopan, Jalisco.

Muchas gracias, muy buenos día, bienvenidos todos los participantes a la entrega de este Premio Jalisco 2009 a la Calidad.

Saludo al Ingeniero Francisco Villarruel, a todos los que integran el presidium, secretarios, con un agradecimiento muy especial a Carestream fue uno de los ganadores del Premio Jalisco a la Calidad en el 2008.

Un agradecimiento a Alberto, a Gilberto también, que han compartido con nosotros las experiencias que se viven en la práctica cuando se busca la calidad como algo integrado a la cotidianeidad.

Los términos de calidad, sin duda, fueron incorporados a nuestra sociedad por la empresa privada y todos nosotros, los que ya tenemos más de cierta edad, no nos son ajenos aquellos libros de Deming, de Jurán, aquellos que empezaban yendo a Japón, en una economía devastada por la Segunda Guerra Mundial, a plantear el hacer las cosas de una manera diferente para poder ser competitivos.

Estos criterios de calidad forman parte ya desde hace tiempo del entorno empresarial; forman parte de la iniciativa privada, son requisitos indispensables para la sobrevivencia de las empresas, porque hablar de calidad es hablar de sanidad e inocuidad, es hablar de respeto y relación con el medio ambiente, es hablar del aprovechamiento de los recursos de una manera racional; hablar de calidad, sin duda, es hablar de competitividad; es hablar de la expectativa de un producto contra el precio que se pide. No hay empresa que pueda sobrevivir en un mercado globalizado, si no incorpora dentro de su quehacer, los criterios de calidad.

Y empezó así, como una actividad económica. Lo interesante es que no ha quedado sólo en una actividad económica, porque hemos entendido que la calidad no es algo sólo empresarial, sino que es una cualidad que tiene que impregnar todas las facetas, incluso de nuestra vida privada.

Porque calidad es hacer las cosas bien, calidad es hacer las cosas pensando en los demás, en nuestra comunidad, pero también en los que nos sobrevendrán en el transcurso del tiempo.

Calidad es aprovechar lo que se tiene, los recursos. Calidad es interactuar de acuerdo a las reglas acordadas, llámense reglamento, llámense Ley, las reglas acordadas.

Y si entendemos que esto es la calidad, luego entonces, no debe estar circunscrito sólo a las actividades productivas en nuestro Estado.

En los últimos años se ha estado dando un fenómeno de contagio positivo muy interesante; cada vez más empresas se involucran en los procesos de calidad y las personas que participan en estos procesos al interior de empresas productivas, por supuesto que transmiten su inquietud de que esta mejora que se busca en las actividades productivas, se tiene que hacer también en las actividades sociales, y por supuesto, se tiene que hacer también en las actividades públicas.

Una de las características que tienen las entidades que participan en procesos de mejora de la calidad, es que saben compartir las experiencias. Nos comentaba hacer rato Alberto cómo a raíz de haber ganado el Premio en el 2008, han recibido ellos a industriales de distintos giros, a universidades, a organizaciones de la sociedad civil, en donde se comparten las experiencias, y es que quien participa en estos procesos no quiere hacerlo de manera aislada, quiere participar en una comunidad en donde cada vez más se viven estos valores.

Yo celebro el que existan dependencias públicas que reciben este premio, dos este año por la Comisión Federal de Electricidad, dos también el año pasado; este año el Instituto Tecnológico Superior de Puerto Vallarta, una dependencia pública también; el año pasado los Hospitales Civiles de Guadalajara, una dependencia pública, y, bueno, por supuesto la iniciativa privada el año pasado, Carestream esta organización en la que ahora estamos, este año el Hospital del Country.

A mí me entusiasma el ver que los conceptos de calidad están saliendo de la iniciativa privada y están ya con una gran fortaleza en dependencias públicas.

Los gobiernos se transforman también buscando hacer mejor lo que tienen que hacer con estos principios de calidad, y en esta Administración podemos apreciar mejor servicio en Registro Público de la Propiedad, en los registros civiles, en áreas de transparencia, en áreas de rendición de cuenta, y en muchas más que no tiene sentido en este momento enumerar.

Sin embargo, evidentemente hay muchas cosas que como sociedad, que como Gobierno, que como iniciativa privada tenemos que mejorar.

Yo quiero invitarles -y es lo que comentaba ahorita con Francisco-, yo quiero invitarles, primero, a que todas las entidades que se han inscrito y, que en esta ocasión, no han podido obtener el Premio Jalisco, mantengamos el trabajo por la calidad, con el acompañamiento del Instituto Jalisciense.

Segundo, que involucremos a las entidades que han ganado el Premio, para que, como lo ha hecho Carestream, como sin duda lo hace Comisión Federal de Electricidad, para que se conviertan en puntos de referencia hacia entidades públicas y privada para transmitir esas experiencias que nos ayuden a todos los que participan, se obtenga el premio o no, en esta ocasión, a convertirnos en una entidad que presta un mejor servicio a la comunidad.

Tercero, que podamos hacer realidad esta división, con el apoyo de las cámaras, con el apoyo de las organizaciones de la sociedad civil, para que podamos incentivar la calidad, el que dividamos, como es el espíritu de este premio, en organizaciones de acuerdo a su tamaño y en organizaciones de acuerdo a su actividad.

De manera que, incluso, quien inicia en una pequeña industria pueda participar sin el inconveniente de estas grandes industrias que tienen sin duda, pues un trabajo avanzado, y que sea un incentivo para que puedan ellos estar participando.

Y la invitación, la petición a quien ahora ha ganado y en otras ocasiones lo han hecho, a que nos ayuden a convertirse en catalizador, y que sean la parte fundamental en las evaluaciones y en la designación de los ganadores.

Y quiero plantearles un reto a los gobiernos municipales, al Gobierno del Estado en el Poder Ejecutivo y en el Poder Legislativo.

La calidad, decíamos, trasciende las actividades productivas e inciden en la generación de empleo, y ésta es un área en donde Jalisco tiene mucho que platicar, positivo; pero hay otra área que va vinculada a la generación de empleo y a las aspiraciones que tenemos nosotros en la familia, y es el que podamos vivir en una sociedad tranquila, en paz.

Yo quiero lanzarles el reto a los presidentes municipales de Jalisco, al Secretario de Seguridad, al Procurador de Justicia del Estado, al Secretario de Vialidad, al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, para que podamos inscribir, desde ahora, proyectos de calidad en las áreas de prevención, de procuración de justicia y de impartición de justicia.

Porque no podemos pensar que sólo en la iniciativa privada aspiramos a resultados de calidad, porque nos obliga, y sobre todo al Gobierno, a que estos procesos sustantivos no escapen a toda esta metodología, a toda esta experiencia que se ha desarrollado a lo largo de la historia.

Y con estos incentivos, vamos nosotros a evaluar en qué municipios las policías municipales implementan estos procesos de mejora en beneficio del ciudadano, y vamos a ver también cómo disminuye el índice de impunidad, en nuestro Estado, gracias a una mejor acción de la Procuraduría, de la Secretaría de Seguridad y de Vialidad, pero también al desempeño de los ministerios públicos y, muy en especial, al desempeño de los jueces en nuestro Estado.

No están obligados a hacerlos quienes no forman parte del Poder Ejecutivo, todo lo que es el Poder Judicial; no están obligados los municipios, es una invitación, en donde sí estamos obligados es, en el Gobierno del Estado, en el Poder Ejecutivo, para que nosotros nos demostremos que también en estas áreas tan difíciles podemos hacer las cosas mejor que como ahora lo hacemos. Debemos hacerlo.

Mi felicitación a todos los que han participado; ése es el espíritu que anima al jalisciense: “Ser mejor y hacer las cosas mejor”. Mi felicitación a quienes han obtenido el premio, pidiéndoles que sean parte de este proceso de calidad integral en nuestro Estado.

Ya pasó de la empresa a la organización de la sociedad, ahora queremos que los procesos de calidad estén en todas las actividades de Jalisco, para que nosotros, en verdad, podamos hacer de nuestro Estado un mejor lugar para vivir.

Felicidades a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada