viernes, 16 de noviembre de 2012

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la entrega del Nombramiento de Pueblo Mágico al Municipio de Lagos de Moreno.


Muchas gracias muy buenas tardes, saludo con afecto con respeto a todos los presentes a todos los paisanos laguenses, muy agradecido con la maestra Gloria Guevara Manzo, Secretaria de Turismo Federal, por quien todo esto ocurre; con el licenciado Hugo René Ruíz Esparza Hermosillo, Presidente Municipal de nuestra ciudad; saludo al licenciado Aurelio López Rocha, Secretario de Turismo del Estado; al arquitecto Salvador Brito; al arquitecto Mauricio Nungaray en representación del Comité Pueblo Mágico de Lagos de Moreno.

Un saludo a todos un gusto estar nuevamente aquí en Lagos.

Cuánto suspiro a mi tierra dice la canción que nos hace sentir nostalgia cuando estamos lejos de Lagos, hoy volvemos con esta gran noticia a partir de éste día nuestra Ciudad formará parte de los pueblos mágicos de México.

La importancia de que se nombre a Lagos de Moreno como Pueblo Mágico radica en el reconocimiento de la grandeza de Lagos, un comité de expertos certificó que nuestra Ciudad es digna de ser promocionada como muestra de lo mejor que existe en nuestro País; se reconoce que nuestro Lagos se distingue por su gran aporte a la cultura, al arte, a la construcción de nuestra identidad nacional y a muchas cosas más.

Recibir este reconocimiento es una gran responsabilidad para con nosotros mismos y con nuestros visitantes, ser considerado Pueblo Mágico significa promoción y recursos sí, pero esto es sólo el punto de partida del potencial que esto representa.

Nuestro Lagos se percibe se observa en sus casas, monumentos, plazas, se siente en su gastronomía, en el arte que de aquí ha nacido, aún así lo importante de Lagos es el languense, el de hoy tanto como el de antes. El nombramiento de Lagos como Pueblo Mágico es una ventana para mostrar las virtudes de los laguenses a lo largo de 450 años de historia, desde don Hernando de Martell, hasta las mujeres y jóvenes de hoy.

Por estas calles que recorriera don Miguel Hidalgo, nacieron grandes escritores, escultores, músicos, pintores, gente de bien; es oportunidad para mostrar la valentía de Pedro Moreno y de su familia; la caridad y la entrega generosa de Miguel Leandro Guerra; el patriotismo y claridad de miras de Primo de Verdad; la sensibilidad de Rosas Moreno; la ortodoxia de Carlos González; la visión campirana y coloquial del alcalde de Lagos, con éste reconocimiento se le hace justicia a Lagos y a su gente.

En estos seis años he querido cada 15 de septiembre incluir en la ceremonia del grito al laguense, a don Pedro Moreno, a su esposa Rita Pérez de Moreno, cómo representantes de la familia alteña, don Pedro y doña Rita ofrendaron su vida y la de sus hijos por hacer de México la tierra de la libertades, en las que el hombre sólo pueda rendir el sombrero y doblar la rodilla ante Dios, y nunca ante algún tirado opresor.

En nuestro Lagos de Moreno cruzan los caminos de México, y aquí nació la charrería como producto de una actividad económica y que deviene la esencia de ser mexicano. Para el laguense, ser charro es ser noble, valiente, arriesgado, pero al mismo tiempo humilde, respetuoso y agradecido con todo lo que la vida nos ha dado.

De Lagos, nace el concepto y el sueño de ser Patria independiente. La gesta de 1810 no puede entenderse sin la claridad de ideas de Primo de Verdad, así como el deseo de orden que plasmaron nuestros constituyentes. Los héroes y los grandes hombres hicieron Patria, más no es ésta una labor concluida, somos tradición, es cierto, pero lo mejor lo construimos hoy. No añoramos el pasado, nos gozamos en él, nos recreamos, lo presumimos, pero nos ocupamos en el presente porque sabemos que es un gran reto para los laguenses estar a la altura de nuestra historia, los ojos de México ven a Lagos, nosotros debemos seguir aportando a la Patria.

En nuestro Lagos aún hay cosas que debemos cambiar. Debemos generar un cambio de cultura, para ver al mundo con ojos abiertos y reconocer nuevas realidades. Apertura, pare reconocer que el mundo cambia velozmente, y que tenemos que estar a la vanguardia de los procesos humanos. Lo decíamos, lo mejor de Lagos es su gente, y por ello, los laguenses debemos seguir defendiendo que sea la persona el centro de la comunidad; que en las familias sigamos aprendiendo generosidad y compartiendo con los demás lo que tenemos y lo que somos, dejando atrás cualquier señal de individualismo egoísta que nos cierre a vivir la vida como un don que se nos ha dado.

Gracias al Gobierno del Presidente Calderón; gracias a la Secretaria de Turismo, la maestra Gloria Guevara Manzo, por esta distinción. Sigamos trabajando en la restauración y embellecimiento de edificios y calles de la Ciudad. Qué el mundo se asombre con la magnificencia de nuestra Parroquia de la Asunción. Qué México se recreé en la belleza de nuestro Teatro José Rosas Moreno. Qué todos disfrutemos el caminar por nuestras plazas y rinconadas. Sigamos construyendo Lagos.

Mi agradecimiento  y reconocimiento al Presidente Municipal, licenciado Hugo René Ruiz Esparza, por su hospitalidad. Mi felicitación y agradecimiento a la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado, a don Aurelio López Rocha y a su equipo, por este gran trabajo. Valoremos el gran acontecimiento de este día, es una oportunidad que está en nuestras manos, de seguir embelleciendo y mostrando a los demás, este nuestro lindo Lagos de Moreno, pedazo de paraíso. Enhorabuena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada