lunes, 26 de noviembre de 2012

Pueblo y Gobierno de Jalisco rinden homenaje a Efraín González Luna Morfín






  • “Una vida tan fructífera, nos alienta a seguir con la búsqueda de un México justo y solidario, que ame la paz y que la construya con libertad, enfrentando de frente a cualquier tirano que oprima al pueblo y utilice el poder para su beneficio”: EGM 

El Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, develó, en compañía de autoridades estatales y familiares de Efraín González Luna Morfín, una placa alusiva al homenaje póstumo que el día de hoy el Gobierno estatal, a través de la Secretaría de Educación, rindió al destacado maestro, humanista, académico, político e ideólogo jalisciense.

“Es uno de esos ser humanos que por sus cualidades excepcionales se convierten en orgullo de la tierra que los vio nacer. Don Efraín fue un buscador, buscó la verdad, el bien y la belleza que dan sentido a la existencia, a la propia y a la de la comunidad”, expresó el Mandatario estatal, durante su discurso.

Ante investigadores, familiares y amigos del homenajeado; el ex Gobernador de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez, y miembros de las secciones 16 y 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el jefe del Ejecutivo estatal afirmó que Efraín González Luna Morfín mantuvo siempre una conducta intachable, y “supo hacer de su vida, una misión por México”.

“Hombre de recia voluntad, pero mayor corazón; siempre hombre para los demás. Recorrió generosamente México, invitando a trabajar por el rescate de la Patria. 1970 será el año en que la historia registre como el del testimonio valiente y auténtico de este ilustre hombre de Jalisco”.

“Una vida tan fructífera, harina que hará el mejor pan, nos alienta a seguir con nuestras búsquedas, un México justo; un México justo y solidario, donde la educación sea la base para el desarrollo de todos los hombres y mujeres. Un país que ame la paz y que la construya con libertad plena, enfrentando de frente, con hombría, a cualquier tirano que oprima al pueblo y que quiera utilizar el poder para sus propios beneficios”, concluyó el Gobernador.

El Secretario de Educación en la entidad, Antonio Gloria Morales, expresó que Don Efraín fue un gran humanista, íntegro, firme de carácter y auténtico en su discurso.

Señaló además que como Secretario de Educación Jalisco, de 1995 a 1998, -el último cargo público que desempeñó-, González Luna Morfín dio certeza y certidumbre con sus conceptos, a la labor educativa en la entidad.

“Ahora son centro, origen y directriz de muchas de las acciones que desde esta dependencia realizamos todos los días, para garantizar el derecho a la educación, del que disfrutan los jaliscienses”.

Verónica González Marseille, hija de Don Efraín, apuntó que su padre era una persona cercana, discreta y de fe.

“Su camino fue la búsqueda de la verdad y un generoso compartir, su existencia y conocimientos, en diversos ambientes: familiar, educativo, religioso, social y político”.

“Don Efra definía la educación como el reto que cada uno trajo al mundo al nacer; reto de perfeccionarnos, que no termina hasta el día de la muerte”.

Luego de expresar que Don Efraín fue un pilar sólido en su familia, con voz entrecortada, Verónica González Marseille dirigió unas palabras a su padre fallecido: “Nos dejas una invitación abierta a reconocernos como vasallos necesitados de perfeccionamiento, y comprometidos a trabajar al servicio de nuestras familias, sociedad y País”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada