martes, 27 de noviembre de 2012

La SCJ y los Paralibros, se unen a la FIL


  • La Secretaría de Cultura de Jalisco tiene más de 150 títulos a la venta
  • Los Pralibros ofrece 365 títulos para leer en la FIL

El stand de la SCJ, donde se encuentran los libros que la dependencia ha producido desde 2007 a la fecha, se integra de más de 150 títulos, entre colecciones con la que se rinde homenaje a los  grandes creadores jaliscienses.

Este espacio se compone de publicaciones de la Colección de Clásicos Jaliscienses, Letras Inmortales, Monografías de Arquitectos del Siglo XX, colección de Culturas Populares, historia, libros para niños, poemarios, novelas, entre otros temas.

Desde autores universales como Juan Rulfo, y aquellos que inician su carrera artística, forman parte de la producción literaria que está a la venta en el marco de esta Feria Internacional del Libro.

Frente a este espacio se encuentran las Salas de Lectura, donde se ubican los Paralibros, que cuentan con 365 títulos para los 365  días del año y seguramente hay uno muy cerca de usuarios con la inquietud de tener un libro en sus manos y empaparse con la magia de las letras.

Se trata de un proyecto creado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), a través de la Dirección General de Publicaciones el cual llega hasta las entidades federativas y sus municipios, gracias al apoyo de sus gobiernos y la cooperación de la sociedad que apoya el fomento a la lectura.

En el caso de Jalisco, los habitantes del estado pueden acceder a este servicio a través de la Dirección General de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura de Jalisco.

En el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL), al final del pasillo M, de Expo Guadalajara, se ubica el pabellón de las Salas de Lectura con acceso para  todos a los Paralibros, los cuales estarán abiertas al público de las 9:00  las 21:00 horas, hasta el próximo domingo 2 de diciembre.

En teoría, hay diez Paralibros por estado, algunos de estos cuentan hasta con 20 espacios en los que se tiene por objetivo prestar revistas y libros a los pequeños, jóvenes y adultos que quieren conocer el mundo y su literatura a través de cuentos, novelas, ensayos ¿y por qué no?, utilizando un muy completo diccionario.

Para obtener un libro en calidad de préstamo, sólo hay que presentar una identificación oficial o copia fotostática de esta, que dará la posibilidad de consultar de manera gratuita la publicación en el lugar o incluso, de llevarlo a casa y devolverlo en una o dos semanas, según sea el acuerdo con el “mediador”, que es la persona que asesora al lector o interesado en hacer uso de algún texto.

Los asistentes pueden leer en el Paralibro, normalmente, hasta cuatro horas diarias, en caso de preferir la lectura en ése lugar, de lo contrario los textos (uno por usuario y por solicitud de préstamo) pueden ser llevados a casa, bajo las condiciones mencionadas. Lo importante de este programa, es que el lector se responsabilice de la publicación y al mismo tiempo, se sienta libre de hacer uso del mismo.

El banderazo para echar a andar los Paralibros, fue dado hace más de un año, en la capital de la República Mexicana y en la actualidad el programa se ha extendido hasta parques, centros culturales y centros de readaptación social.

Los Paralibros nacen del programa de Salas de Lectura y son atendidos por personal capacitado por CONACULTA, para la atención de los mismos.

Más información sobre el programa de Paralibros, se pueden encontrar en la página de internet, http://salasdelectura.conaculta.gob.mx y en el correo electrónico slecturainfo@conaculta.gob.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada