jueves, 24 de febrero de 2011

Comunicado de Prensa

Hoy, “en México y Jalisco se paga con sangre los pactos y acuerdos que administraciones del PRI establecieron con el crimen organizado y el narcotráfico”, aseguró el Gobernador Emilio González Márquez, ante la confesión pública del ex gobernador priista, Sócrates Rizzo García, en el sentido de la violencia que actualmente se padece surgió “cuando desaparecieron los acuerdos de los gobiernos federales priistas con el narcotráfico, en los que se establecían rutas de trasiego”.
Lo expresado por el ex mandatario de Nuevo León, quien gobernó esa entidad de 1991 a 1996, dijo González Márquez, “viene a confirmar lo que la mayoría de los mexicanos ya sabe, pero ratifica una de las principales causas de la violencia y la pérdida de la paz que las familias padecen, principalmente en el norte del País, y en la ciudad capital del estado donde Sócrates Rizzo gobernó, Monterrey”.

“Estamos ante una confesión de parte, la cual debe ser expuesta ante las autoridades competentes citando a Sócrates Rizzo ante la Procuraduría General de la República para que se realicen las investigaciones respectivas sobre la colusión manifiesta, y con ello debemos ser más conscientes de quién nos gobernó y quién gobierna ahora; asimismo, la confesión del ex gobernador del PRI da a todos elementos sobre qué futuro queremos construir”, dijo el Gobernador de Jalisco momentos antes de su regreso a Guadalajara luego de concluir su gira en la ciudad de Chicago, Illinois.

El Gobernador de Jalisco, además, enfatizó que “la confesión de Rizzo García demuestra que la Presidencia de la República va en la ruta correcta, pues evidencia que no ha pactado ni busca pactar con el crimen organizado”.

“La paz duradera se construye con justicia y generando mejores condiciones de vida. No podemos permitir que se ponga como moneda de cambio la vida y salud de nuestros hijos, de nuestros jóvenes, por una ´supuesta paz’ a corto plazo. No podemos ni debemos sacrificar el futuro arrodillándonos o sometiéndonos ante el crimen organizado. La paz y la vida no se negocian”, dijo el Gobernador Emilio González Márquez.
“El Gobierno de Jalisco no negocia con criminales. Queda claro quiénes son los causantes de la sangre que hoy corre por nuestras calles y de la intranquilidad de nuestras familias. En Jalisco seguiremos trabajando en la búsqueda de la armonía, la tranquilidad y la paz social”, finalizó el Mandatario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada