martes, 28 de febrero de 2012

Discurso pronunciado por el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, durante la Presentación del V Informe de Actividades del DIF Jalisco.

Muchas gracias muy buenos días.

Solamente para felicitar a todos los integrantes del Sistema para Desarrollo Integral de la Familia, a su Junta de Gobierno, personajes de nuestra comunidad que le entregan parte importante de su tiempo para ayudar a los demás.

Al Ingeniero Martín Hernández en su calidad de Presidente de la Junta de Gobierno; a Felipe, como Director General del DIF; a Imelda, mi esposa, como Presidenta del Voluntariado.

Agradecerles a todos ustedes, a Alfonso Petersen que estuvo en su momento como parte de este trabajo; a Pedro Ruiz y a todos lo que hacen posible este trabajo.

La verdad son impresionantes los números del DIF, lo que presentó Martín es apenas un resumen, hay muchas cosas más que se hacen, se hacen bien y que pues un formato de esta naturaleza no alcanza a enterarse, pero la información está ahí.

El asunto es preguntarnos qué tan bueno es que el DIF crezca sus números. Tiene una parte negativa porque quiere decir que no hemos erradicado en nuestra sociedad la violencia y hay que atender a más personas violentadas al interior de su familia.

Ahí el objetivo es no es crecer los números sino cambiar la realidad, cambiar nuestra sociedad. Hay resultantes de nuestra sociedad que tienen que ser atendidas por el DIF pero que debemos más bien enfocar el trabajo para que esas cosas no ocurran.

Miren unas de las satisfacciones de este Gobierno del cual muchos formamos o hemos formado parte, es que en los últimos años Jalisco ha mejorado tres lugares, disminuyendo la pobreza a nivel nacional.

Hemos avanzado rebasando a tres estados y ahora Jalisco es un Estado con menos pobreza, pero hay pobreza, hay marginación, hay abandono, mucho de lo que hace el DIF es consecuencia del desamor en nuestra sociedad o como se diga. La falta de solidaridad.

Entonces por un lado el sentimiento de gratitud hacia toda la gente del DIF por todo este trabajo que hace, y por otro lado el saber que tenemos que acelerar el paso y transformar esa realidades.

Y reorientar nuestra sociedad. Mucho de lo que se hace tiene qué ver también con adultos mayores, porque en la sociedad estamos enfocados a otros grupos de edad, no tenemos las universidades especialidades para adultos mayores o estamos empezando. Estamos empezando la construcción de áreas especializadas, médicas para adultos mayores, es algo en que estamos iniciando como sociedad.

Yo concluyo con esto, para mí no es DIF, es Desarrollo Integral de la Familia, porque no es una dependencia, es una estrategia, es al mismo tiempo un objetivo, una meta, una visión; no es algo que haya inventado este Gobierno, esta es una visión que ha construido México hace mucho tiempo.

Alguien que me diga cuándo empezó el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, ¿quién sabe? 36 años, ya, no lo inventamos nosotros, pero esa es la visión, esa es la estrategia, ese es el objetivo, hace mas de 30 años que nos vienen diciendo: “desarrolla a la familia de manera integral para que no tengas esos problemas de violencia, de abandono, de marginación, de exclusión”, así es que me parece que esta estrategia que es más que una dependencia y que tiene que ver con todo el Gobierno pero sobre todo, que tiene qué ver con toda la sociedad, es lo que tenemos que seguir reforzando.

No es un nombre, no es una institución burocrática, es la alternativa que México ha construido en 36 años para resolver muchos de estos problemas.

No tiene connotación de ningún otro tipo. Cuando se creó esta estrategia, gobernaba otro partido a nivel nacional, otro partido a nivel estatal, no es tema de partidos, es el asunto de entender que es desde la familia como se pueden prevenir y como se pueden mitigar.

No se pretende que el Gobierno haga todo porque no lo puede hacer todo. Hace una semana se hizo una presentación de esta obra Cien Corazones, que pretende aportar algo a la realidad en un área específica, la discapacidad intelectual para niños en situación de abandono. No existe en México algo así. Estas instituciones si la sociedad no las hace propias no funcionan. Piensen en las grandes instituciones de las que estamos orgullosos: los Hospitales Civiles, y saludo al doctor Jaime Agustín, 200 años de antigüedad; el Hospicio Cabañas ahora Hogar Cabañas, antes Casa de la Misericordia, 200 años de antigüedad. No es construir edificios como lo dijeron ustedes ahí, es que la sociedad entendamos que esas obras son nuestras, no son cosa del Gobierno.

Los Hospitales Civiles sin todo el voluntariado que hay alrededor, sin el sentido de familia que existe al interior de los Hospitales Civiles, no existirían, porque no hay presupuesto que alcance para las necesidades que hay. Sin el aporte de generosidad de la gente de los Hospitales Civiles o del Cabañas, o de lo que tenemos en la Secretaría de Salud, que son verdaderamente ejemplos de generosidad, todas estas grandes instituciones no existirían.

Concepto entonces es: construyamos una sociedad más solidaria, es la, no hay otra alternativa, construyamos una sociedad más solidaria donde nos preocupe el otro, en donde nos ocupe también el otro. Y entonces tendremos, ya no tendremos que decir que se entregaron 36 millones de raciones alimenticias, porque la gente, porque significará que la gente gana lo suficiente y tiene lo suficiente para vivir. Y tendremos un sector empresarial preocupado no sólo por temas fiscales, sindicales, sino preocupado por pagarle más a sus trabajadores. Y tendremos una sociedad que privilegie la inclusión y no la exclusión, y habremos erradicado la violencia de nuestras familias y por lo tanto la violencia de la sociedad que se combate con solidaridad, con armonía, y que empieza en la familia.

Yo les invito y les agradezco a todos los que forman parte de este gran trabajo, de que mantengamos viva esa visión, esa estrategia, ese objetivo: desarrollar nuestras familias de manera integral. Como dice el decreto de creación de hace 30 y tantos años, esa es la alternativa para un México más justo.

Felicidades a todos ustedes y gracias por lo que hacen por nuestras familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada