lunes, 18 de julio de 2011

Secretario de Vialidad participa en acción de sensibilización.

En un ejercicio de sensibilización propuesto por una persona con discapacidad, el Secretario de Vialidad y Transporte de Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, hizo un recorrido con los ojos vendados y con la ayuda de un bastón caminó por las calles del Centro de Guadalajara y se trasladó en transporte público.

El objetivo de Jesús Fuentes, quien es invidente era que el funcionario conociera las dificultades para trasladarse con una discapacidad. Y así fue.

Fuentes lanzó el reto a Monraz Villaseñor hace un par de semanas, en una de las reuniones de trabajo para enriquecer la propuesta de reformas para mejorar la accesibilidad a personas con discapacidad en materia de vialidad y transporte.

El ciudadano propuso la fecha, la hora el lugar y el recorrido, la cita se dio a la afueras del Ayuntamiento de Guadalajara a las 13:30 horas de este día para realizar un circuito a pie, en transporte público y tren eléctrico.

De inicio, Monraz Villaseñor se colocó un antifaz que le impedía la visibilidad, tomó un bastón y luego recibió indicaciones de Fuentes para evitar tropezar o chocar con objetos. A paso lento, Monraz y Fuentes caminaron hacia la Rotonda de los Jaliscienses ilustres, sorteando escalones, personas, jardineras y demás mobiliario urbano.

Fuentes explicaba cómo guiarse por el oído para prever el paso de vehículos al cruzar calles. Así llegaron a la esquina de 16 de Septiembre e Independencia para tomar un trolebús, el cual sólo se pudo detectar pidiendo orientación a alguien con visibilidad.

Al ingresar a la unidad, ocuparon los asientos destinados para personas con discapacidad y descendieron en el Parque Revolución, para utilizar el tren eléctrico en la estación Juárez, hacia Plaza Universidad.

En el tren, uno de los vigilantes del tren apoyó a los invidentes para llegar a su destino. El recorrido total duró poco más de una hora.

Entre las dificultades que vivió el titular de la SVT, están las banquetas en mal estado, la falta de señalética para ciegos, más semáforos auditivos y mejor infraestructura para el uso del transporte público convencional.

"La Ciudad ha sido históricamente excluyente, ni en lo normativo, ni en las prácticas diarias, ni en la función pública, ni tampoco en los ciudadanos en lo particular, hemos sido lo suficientemente sensibles, solidarios, con las personas en discapacidad", reconoció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada